Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC) ha rechazado y considera que es un agravio que el Departamento de Agricultura catalán obligue a asegurar los cultivos a todos aquellos que soliciten la ayuda por los daños del la borrasca Filomen, así como descontar de la ayuda el importe que han recibido los damnificados por parte de las aseguradoras, que asciende como media a unos 25 o 30 € por hectárea. De este modo, se está penalizando a los productores que han actuado de la forma más previsora.

JARC participa en la Mesa de Seguros, donde los representantes del sector tendrán que llegar a un consenso sobre las condiciones, que quieren que modifiquen las aseguradoras. El Departamento de Agricultura, que también está presente en estas reuniones, trasladaría después estos acuerdos a ENESA y Agroseguro.

Aun así, la organización está trabajando en otras propuestas para mejorar las condiciones de la ayuda, que presentará en la próxima reunión con el Departamento de Agricultura.

Cabe recordar que la organización denunció que la aseguradora solo había cubierto un porcentaje bajísimo de las pérdidas en los cultivos de olivo, especialmente de los de super intensivos y de los de regadío. Las causas, afirma Lluís Gaya, representante de la sectorial del Olivo de la entidad agraria son que “por un lado, Agroseguro valoró los daños a la baja y, por otra, las elevadas franquicias que establece el seguro, que harán que muchos campesinos no hayan cobrado nada o, en algún caso, hayan recibido importes insignificantes, que no cubrirán ni de lejos el daño real que hay a las fincas.”

El sistema de peritación actual de los daños penaliza los cultivos más productivos, como son los de super intensivo y de regadío. En el caso de las fuertes nevadas que se produjeron en el mes de enero, estos árboles, al ser más frondosos, fueron los que recibieron un impacto más fuerte por la acumulación de nieve. En cambio, el cálculo para valorar la indemnización se hace con el coeficiente más bajo. Si para los cultivos de secano se aplica un coeficiente del 1, en el caso del riego sería un 0,70 y los super intensivos un 0,50.