La Delegación del Gobierno de Extremadura está remitiendo denuncias con multas por un importe de 600€ a manifestantes que participaron en el acto de protesta en Feval el 23 de enero de 2019, según ha denunciado la Unión Extremadura, que insinúa que podrían esta relacionadas con la convocatoria de nuevas movilizaciones para este año tras finalar la pandemia.

El motivo que aduce la Delegada del Gobierno para la imposición de estas sanciones es por esquivar el cordón policial e interrumpir en normal funcionamiento de  Agroexpo. Según dicha Delegada se ha incumplido la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza).

Para la organización, «llama en primer lugar la atención el que se remitan en junio del 2020 denuncias por acontecimientos acontecidos en enero del año 2019, y justo en el momento, que pasado el Estado de Alarma, los agricultores se estén preparando para seguir los actos de protesta que se suspendieron por el mismo».

En segundo lugar, creen que hay que tener en cuenta que «la manifestación estaba perfectamente comunicada y el hecho de interrumpir el normal funcionamiento de Agroexpo fue la decisión de la Delegada del Gobierno de cerrar a cal y canto las puertas de Agroexpo para que el Ministro y el Presidente de la Junta de Extremadura pudieran inaugurar la Feria sin ninguna voz discordante. Para nuestra Delegada el protestar es perturbar el desarrollo de reunión”.

En tercer lugar, no creen que sea “infracción grave” el dar voces mientras el Ministro y el Presiente se atiborran de jamón y vino mientras los agricultores estaban cercados por las fuerzas del orden.

Por ello, la Unión Extremadura exige a Dña. Yolanda García Seco la inmediata anulación de las denuncias propuestas, anunciándole que no nos van a intimidar con las mismas. Al mismo tiempo exigen a los partidos que a nivel estatal nos gobiernan ( Psoe y Podemos), «que haciendo caso a los que ellos mismo reivindicaban cuando el Partido Popular aprobó dicha Ley, presenten de manera inmediata al Parlamento el proyecto de derogación de la Ley Mordaza que tanto exigían».

Finalmente, insisten en que a pesar de estas multas 600€ y «amenazas vamos a seguir convocando actos de protesta hasta que las administraciones hagan caso al sector agrario».