La asociación de la industria agroalimentaria de Ávila (Avilagro) ha decidido, aun cuando la Junta de Castilla y Léon ha desestimado el recurso interpuesto por el Diálogo Social, reintegrar en su totalidad de los 500.000€ de la subvención recibida para la ejecución del proyecto de la plataforma logística agroalimentaria ante el bloqueo puesto de manifiesto por CEOE Ávila, UGT y CCOO que impiden avanzar con la agilidad y rapidez que el sector demanda.

Desde la Junta Directiva de AvilAgro se lamentan por los 4 meses perdidos, los cientos de horas de trabajo dedicadas en balde y el altísimo coste de oportunidad que, sin duda, el sector agroalimentario abulense, va a pagar en términos económicos y sociales.

AvilAgro agradece la predisposición demostrada por parte de la Consejería de Empleo e Industria, la cual, en todo momento, ha intentado dar soluciones ágiles como demandaba el sector agroalimentario y también la buena disposición del Ayuntamiento de Ávila en este mismo sentido.

Reconocen desde la asociación que, la Consejería que aportaba la primera parte de los fondos, siempre ha intentado encontrar una solución de consenso con el diálogo social, pero, una vez este acuerdo deseado no es posible, procede realizar la devolución.

Cuando en el verano de 2020 se anunció el PTF de Ávila y siendo el sector agroalimentario uno de los tres sectores tractores de la economía local sobre los que se vertebraba el plan, desde AvilAgro se dio un paso al frente con una única petición a las instituciones públicas: “estamos dispuestos a remangarnos y meter todas las horas que haga falta si todos los intereses políticos se dejan de lado para que seamos los empresarios quienes articulemos las acciones concretas”.

La asociación de la industria agroalimentaria de Ávila desde el inicio y, junto a Ávila Auténtica, lideró una de las principales líneas del plan: el desarrollo de una plataforma logística agroalimentaria. Dicho proyecto fue dando pasos hasta la concesión (en diciembre de 2020) de la subvención cuya devolución se anuncia hoy.

La subvención DE 500.000€ tenía un fin: empezar a ejecutar rápidamente los pasos consensuados en una mesa de trabajo que, hasta principios de diciembre pasado, trabajó con normalidad.

Sin embargo, “Hoy sabemos que se estaba dando carrete al proyecto hasta que se alinearan los intereses para recoger la caña”, manifiestan desde la Junta Directiva de AvilAgro.

Enero fue un mes de parálisis y febrero y marzo dos meses con un frente abierto desde el Diálogo Social en Ávila (conformado por CCOO, UGT y CEOE Ávila) para oponerse a que los recursos económicos destinados al arranque del proyecto, estuvieran en la cuenta bancaria de AvilAgro.

“DEVOLVEMOS LA SUBVENCIÓN DE 500.000€ DEL ÚNICO PROYECTO QUE ESTABA EN FUNCIONAMIENTO. AHORA HABRÁ VÍA LIBRE PARA QUE LOS ACTORES DE SIEMPRE REPRESENTEN LA FUNCIÓN DE SIEMPRE”

Desde entonces, han seguido pasando las semanas con numerosas declaraciones de intenciones, pero vacías de contenido y de hechos.

Desde la asociación manifiestan que “este ruido y más ruido no está alineado con los fines de AvilAgro. Los empresarios que formamos parte de la Junta Directiva y de la asociación, no queremos participar en los enredos políticos y cambalaches económicos. Asistimos con desolación, al secuestro efectivo por parte del Diálogo Social de los recursos públicos, que no son otra cosa que los impuestos de todos los contribuyentes. Se demuestra que cuando el dinero sale del circuito en el que ha estado circulando durante las tres últimas tres décadas, se atascan interesadamente los proyectos”.

La asociación declara que AvilAgro seguirá su hoja de ruta, (cuyas líneas estratégicas ya existían antes del PTF y seguirán existiendo después) para que los empresarios que conformamos la asociación podamos decidir con libertad y sin peajes.

“Nuestra ambición era liderar desde el conocimiento sectorial un proyecto potente que el sector necesita y que no está resuelto por mucho humo que se nos quiera vender. No hace falta ser un experto en digitalización y comercio electrónico para detectar las carencias y falta de profesionalidad de las propuestas que circulan por en nuestra provincia. Nos produce sonrojo la falta de pudor que detectamos en ciertas presentaciones realizadas recientemente, vacías de contenido y que son soluciones propias de la web 1.0 de los años 90”

Finalmente, desde AvilAgro afirman que “devolvemos la subvención de 500.000€ del único proyecto del PTF que estaba en funcionamiento. El resto de temas están anestesiados y, posiblemente, saliendo AvilAgro de la ecuación, se activen rápidamente ahora que hay vía libre para que los actores de siempre representen la función de siempre y sigamos con “Ávila a Menos”, como en los últimos 30 años.