La Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (Avianza), que representa al 90% de la producción de carne de pollo, pavo y codorniz de nuestro país, ha salido al paso de las críticas recibidas por los productores y ha reafirmado su «compromiso para trabajar en la resolución de esta situación crítica que la totalidad del sector está atravesando, y para ello tenemos que estar unidos en la búsqueda de soluciones».

Por ello, como parte de las reuniones con las Organizaciones Profesionales Agrarias que vienen manteniendo en los últimos meses, han emplazado a los representantes de COAG, ASAJA y UPA a tener una nueva reunión la próxima semana.

«Entendemos perfectamente la situación de los granjeros con la subida de la electricidad y la inflación, y sumamos a esta situación crítica el panorama desalentador que también cargan las empresas integradoras, que asumen el coste de los piensos y todos los gastos de producción derivados, como investigación genética, incubación de pollitos, transporte, materias primas, costes de instalaciones y personal para producción y procesado de carne, envasado y empaque de producto, comercialización y logística, controles sanitarios, regulación, etc. Todos ellos incrementados por la guerra de Ucrania y la inflación, y de los que ninguno ha podido ser repercutido en la medida suficiente dentro la cadena de valor por parte de las integradoras», asegura la Interprofesional.

De ahí que destaquen la importancia de que las integradoras, los granjeros y todos los profesionales vinculados al sector (más de 40.000 de forma directa e indirecta) «estemos alineados y exijamos que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria. Todos somos víctimas de la inflación y debemos seguir reclamando a los mecanismos de control como AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) que hagan cumplir la Ley de Cadena y podamos cubrir los costes de producción».

También destacan que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación es conocedor de esta situación crítica y de sus problemas, «y en este sentido debemos todos unir fuerzas en aras de la mejora del sector y su cadena, por lo que reunir a todos los eslabones de la misma para resolver esta situación debería ser una prioridad».