COAG Castilla y León ha denunciado el peligro que representa que la Peste Porcina Africana comience a expandirse por Europa «mientras que en España no recibe la atención que requiere su control y que compete al Ministerio de Agricultura, por lo que da la impresión de que los políticos ven venir la peste porcina como la covid, de brazos cruzados, aunque ya van 55 casos en Alemania”.

Por eso, COAG ha pedido al Ministerio que destine un presupuesto específico para reforzar las medidas que eviten la entrada en nuestro país de la enfermedad que ya ha registrado 55 casos en jabalíes en Alemania, con riesgo evidente de contagio a cerdos. Según COAG esta partida de prevención de la PPA debería ser aportada por las administraciones central y autonómicas y los sectores industrial y productor y evitaría que se contaminara un subsector que supone el 1,4 por ciento del PIB español, a la vez que le insta a no estar brazos cruzados y tomar medidas urgentes.

En este sentido, cabe recordar que el catedrático en Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y experto en Peste Porcina Africana (PPA), José Manuel Sánchez-Vizcaíno, asegura que España tiene un riesgo «importante» de entrada de la peste porcina, una enfermedad letal para los cerdos y jabalíes y con consecuencias para el comercio global. En una entrevista con Efeagro, afirma que, «desde hace tiempo», se conoce ese elevado riesgo porque hay hasta tres rutas posibles de llegada a España.

El nuevo número de la revista COAG INFORMA trae también un informe sobre el papel que desempeña la plataforma “Tierra de Sabor” en la promoción exterior de nuestra región y de sus productos. Hoy es el principal embajador de Castilla y León en todo el mundo. Y por supuesto, defiende la calidad y el prestigio de nuestras comidas en todas los certámenes gastronómicos o alimentarios.

La campaña de recepción de la remolacha sin AMI de Azucarera merece un hondo análisis en el número e incide en las consecuencias que tendrá para los productores el que Azucarera parta de nuevo sin AMI en las negociaciones y ofrezca una propuesta inasumible a las organizaciones profesionales agrarias.