Atendiendo a las tendencias actuales del mercado, deseando ofrecer productos que se ajusten a las nuevas necesidades de los consumidores, ATO ha lanzado al mercado su nueva gama de leche ecológica con origen 100% catalán, en las variedades entera y semidesnatada.

La leche será envasada en la factoría de Vidreres (Gerona) y se producirá íntegramente en la Granja Mas La Coromina (Vall d´en Bas), una granja familiar que a principios de la década de los 60 empezó su andadura con tan sólo dos vacas, y actualmente se ha convertido en una importante explotación familiar con más de 400 cabezas de ganado y 90 hectáreas de cultivo, con un origen 100% catalán..

Como señalan en una nota de prensa, gracias a su respeto por el ciclo de la naturaleza, y trabajando con dedicación la tierra que alimenta a sus vacas lecheras de raza Frisona-Holstein, después de dos años de esfuerzo y dedicación, Mas La Coromina terminó su conversión a granja ecológica a finales del 2020.

FUE PIONERA EN CONSEGUIR EL CERTIFICADO DE BIENESTAR ANIMAL (AENOR CONFORM)

Las granjas propietarias de Llet ATO fueron las primeras en recibir el certificado de bienestar animal (AENOR Conform) basado en el referencial europeo Wellfare Quality que garantiza buena alimentación de las vacas, buen estado de salud, buen alojamiento y cuidados adecuados.

Esta certificación, que recibieron en 2014 cuando casi arranca esta misma certificación, responde al hecho de que el bienestar animal no sólo es parte de una política de responsabilidad social, sino que también tiene un impacto positivo en la calidad del producto alimentario.

El modelo de certificación de Bienestar Animal de AENOR ha sido pionero, ya que, además de evaluar las instalaciones, tiene en cuenta diferentes parámetros de comportamiento de los animales, basados en 4 principios: alimentación, alojamiento, estado sanitario y  comportamiento del animal.