Los sectores de la maquinaria agrícola y la de refrigeración son algunos de los sectores considerados como “servicio esencial” tras el anuncio del Gobierno de reducir el número de empresas todavía en actividad con motivo del estado de alarma por el coronavirus, lo que garantiza su mantenimiento en estos momentos de crisis.

En un comunicado, la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat) ha informado este lunes 30 de que se permite “a todas las empresas del sector seguir trabajando para dar el servicio que necesiten las explotaciones agrícolas y ganaderas, pero se debe responder únicamente a la demanda imprescindible”.

Desde la Subdirección General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) les han dicho que deben ofrecer “servicios imprescindibles y urgentes (…), de forma que se fabriquen equipos y recambios de lo que no existan actualmente unidades en la red de distribución”, han señalado desde Ansemat.

Asimismo, han aclarado que pese a que sigan en funcionamiento para mantener ese mantenimiento de la actividad necesitan “introducir medidas de protección adicionales para eliminar el riesgo de contagio”.

Ansemat ha elaborado plantillas de certificados con “información de base legislativa” para que sean distribuidos a las empresas del sector.

Por otra parte, desde la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (Aefyt) han mostrado a través de otro comunicado “su satisfacción” por que les hayan considerado “imprescindibles”, pero piden más reconocimiento público para sus técnicos.

“Estamos satisfechos de la inclusión de las empresas de refrigeración como imprescindibles en estos momentos difíciles. (…) Solicitamos, como siguiente paso, un merecido reconocimiento público para nuestros técnicos, que con su esfuerzo y conocimiento contribuyen a que los sectores críticos funcionen a la perfección”, ha afirmado el gerente de Aefyt, Manuel Lamúa.

Actividades como la instalación y mantenimiento de instalaciones frigoríficas; la fabricación y distribución de equipos, componentes y material frigorífico para refrigeración no doméstica y la ejecución o ampliación de instalación de refrigeración; son algunas de las recogidas por el decreto ley y que afectan a la industria alimentaria, han explicado las mismas fuentes.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here