Asaja Extremadura ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ganaderos tras el fallo del Tribunal Supremo que obliga a la región al pago de 10,4 millones de euros como responsable de la falta de condiciones de varias parcelas para ser subvencionadas  por el coeficiente de pastos de los años 2007 y 2008, asegurando que no serán ellos los que deban asumir este coste, sino las propias administraciones.

El Supremo ha desestimado el recurso que presentó la Junta de Extremadura contra el acuerdo del Consejo de Ministros, que aprobó asumir al 50% la multa de 20,8 millones.

«Ante el alarmismo originado en las últimas horas«, y dado que aún está pendiente el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre otra multa a Extremadura correspondiente al periodo 2009-2013 por otros 80 millones de euros, esta organización agraria ha aclarado que «en ningún momento estas cantidades serán asumidas por ningún ganadero extremeño».

Asaja ha subrayado en un comunicado que la responsabilidad económica por este error en el coeficiente de pastos será compartida tanto por la Junta de Extremadura como por el Gobierno central, «que tendrán que hacer frente conjuntamente a dichos pagos», según insiste la organización agraria.

Asimismo, la organización agraria extremeña ha recordado que el Tribunal Supremo, además, ha precisado, no entra en el fondo del asunto en su decisión y solo se centra en dictaminar quién debe de afrontar dichos pagos, ante el recurso presentado por la Junta para intentar que lo asumiera de forma completa el Estado.