El secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha solicitado a la Consejería de Agricultura durante la tercera reunión de la Mesa del Agua un acuerdo del agua que garantice a los agricultores y ganaderos de la región competir con las mismas garantías que los de otras autonomías en las que la gestión del agua impulsa las economías rentables.

En este sentido, Fresneda ha dicho sí al acuerdo del agua al que ha calificado como positivo para la sociedad castellano-manchega, pero ha pedido un documento abierto al futuro, sin condicionantes para el sistema productivo y que cuente con una comisión de seguimiento que vele por su cumplimiento.

Igualmente, ha valorado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, haya considerado que el acuerdo en materia hídrica debe contar con un aval político, una petición que ASAJA CLM planteó durante la segunda reunión de la Mesa del Agua para poder alcanzar una posición firme y sin fisuras en la región. Pero ha añadido que preocupa la nueva dinámica que se ha creado en el gobierno Nacional sobre la denominada nueva cultura del agua, que considera peligrosa a la hora de defender los intereses de los castellano-manchegos y de no tener las mismas garantías que otras CCAA..

Además, la organización agraria ha remitido ya su posición sobre el tercer borrador del acuerdo presentado por el Gobierno regional. El borrador, según ASAJA CLM, tiene muchos puntos sin demasiada transcendencia para el campo y fácilmente asumibles por el conjunto de la sociedad. No obstante, otros aspectos necesitan de alguna aclaración o medida para atender las necesidades y el déficit hídrico de esta región.

LA ORGANIZACIÓN HA RECONOCIDO QUE NO HAY AGUA PARA TODOS NI PARA TODO

En primer lugar, la organización ha insistido en que para lograr las mismas garantías que el resto de CCAA se necesitan fondos y partidas concretas para llevar a la práctica este documento si realmente se pretende una gestión sostenible desde el punto de vista social, económico y ambiental.

Con ellos se podría invertir en infraestructuras estratégicas como la Tubería Manchega, lo cual supone una solución para el problema de muchas industrias y abastecimientos. Al igual que dejar la puerta abierta para el futuro, contemplando la posibilidad de conectar diferentes cuencas en el plan hidrológico nacional.

En cualquier caso, la organización ha reconocido que no hay agua para todos ni para todo, pero ha recalcado que no se puede comprometer a las explotaciones actuales que ya tienen derechos al uso del agua, ni a los jóvenes que quieran acceder a ella.

En este sentido ha insistido en la importancia de apoyar el sistema productivo para la recuperación económica, así como anticiparse a las consecuencias del cambio climático dejando de responsabilizar al sector agropecuario, como bien ha quedado manifiesto durante la pandemia.

Y, en la misma línea, ha pedido medidas sobre la mesa para el desarrollo de los pueblos, como los regadíos sociales. Sobre estos, ha pedido que se hable de creación más que de promoción, así como que se plasmen en los planes de cuenca en el momento oportuno de su revisión para su verdadera puesta en marcha.

Por último, y además de otras cuestiones concretas, ASAJA CLM ha pedido estudios específicos de las necesidades hidrológicas y otros más sobre los recursos disponibles en cada cuenca hidrográfica, con lo que se conseguiría adaptar muchas de las normativas y planteamientos a la situación actual.

(Foto: Archivo)