La falta de lluvias y enfermedades como la yesca, el oídio o el mosquito verde, entre otras, están mermando la producción de uva en la provincia de Ciudad Real y en Castilla-La Mancha, según la sectorial vitivinícola de Asaja, celebrada en la localidad ciudadrealeña de Socuéllamos.

Fuentes de Asaja, que inicialmente estimaba la próxima campaña de vendimia entre 21 y 22 millones de hectólitros frente a los 23 millones de la campaña anterior, han destacado a Efe el daño que está ocasionando la escasez de precipitaciones y ha alertado de la necesidad de agua en los próximos días, especialmente hasta el 8 de septiembre, para que el viñedo de secano se recupere.

No obstante, todos los miembros de la sectorial, representantes de las diversas zonas productoras de la provincia, han coincidido en que la calidad del fruto y su estado sanitario «es muy bueno», excepto la de aquellas zonas afectadas por diversas enfermedades de la planta, ha precisado la organización agraria en nota de prensa.

ampliación del plazo de solicitud para el arranque de viñedo, que se estipula del 1 de agosto al 15 de octubre de cada campaña

Durante la reunión también se ha analizado la orden del potencial vitícola de Castilla-La Mancha para la que Asaja solicitó formalmente el pasado mes de marzo una serie de modificaciones para mejorar la implantación de la orden de la Consejería y «no poner más trabas» al funcionamiento y gestión de las explotaciones vitícolas de la región.

PRODUCCION DE VINO 2 ASAJA CLMDe estas modificaciones, la única que ha sido atendida por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, según Asaja, ha sido la ampliación del plazo de solicitud para el arranque de viñedo, que se estipula del 1 de agosto al 15 de octubre de cada campaña.

Además, la organización agraria ha reiterado que el viticultor que tenga a su nombre el registro vitícola de una parcela no está obligado a realizar la declaración de las dos últimas cosechas si es por compraventa, donaciones, permutas y arrendamientos de parcelas o herencias anticipadas o por causa de muerte, «según recoge la orden del Ministerio y obvia la de Castilla-La Mancha», han precisado las mismas fuentes.

La titularidad del registro vitícola, a juicio de Asaja, permite solicitar el arranque del viñedo y ejecutarlo, siempre que el solicitante tenga inscrita a su nombre dicha parcela en el citado Registro.