Eskariam, empresa jurídica especializada en demandas colectivas con sede en Madrid, ha puesto en marcha la reclamación masiva contra el cártel de la leche en Galicia después de reunirse con asociaciones, cooperativas y afectados durante los últimos meses.

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), todos aquellos que se hayan visto afectados por estas prácticas anticompetitivas, tanto ganaderos en activo como los que hayan cerrado su explotación, podrán reclamar – siempre y cuando hayan vendido leche cruda de vaca entre los años 2000 y 2013- antes del próximo 11 de julio de 2020, día en el que vence el plazo.

Ante la proximidad de la fecha, Eskariam ha desplegado todos sus recursos en territorio gallego para luchar por los intereses de los ganaderos de la región, poniendo a disposición de estos sus servicios legales para abrir las vías necesarias para iniciar una reclamación contra este cártel y lograr el resarcimiento de los daños y perjuicios sufridos por su actuación.

El fallo de la CNMC pone de manifiesto cómo, entre los años 2000 y 2013, las empresas transformadoras de leche intercambiaron información, a nivel nacional y regional, sobre precios de compra de leche cruda de vaca, volúmenes de compra y excedentes de leche, con consecuencias económicamente insostenibles para los ganaderos españoles, que vieron cómo el precio por el que vendían su producción era cada vez menor.

Galicia ha sido, en ese sentido, la comunidad más penalizada por estas prácticas. Así, concentrando más de la mitad de las explotaciones lácteas de España ha visto cómo, en los últimos 20 años, se ha ido destruyendo buena parte de esa fuerza productiva por culpa de la bajada de los precios.

Según David Fernández, fundador y CEO de la compañía de servicios jurídicos “Nuestro equipo trabaja para ganar grandes causas que permitan que el mundo sea un lugar más justo. Es por eso por lo que dirigiremos esta reclamación y la llevaremos desde el principio hasta el final con un solo objetivo: ganar. Y estamos tan seguros de nuestro éxito que asumimos el riesgo del procedimiento y todos los gastos que conlleva el mismo, y el ganadero sólo pagará nuestros honorarios si ganamos el caso”.

Añade también que “Además, para fortalecer nuestro equipo, hemos alcanzado dos acuerdos estratégicos para esta macro-demanda que redundarán en un servicio de máxima calidad para los ganaderos. De un lado, hemos firmado un acuerdo con el despacho internacional Hausfeld, que dotará a Eskariam de mayor financiación, medios y experiencia en materia de reclamación de daños por prácticas anticompetitivas. Y de otro,  hemos firmado un acuerdo con la compañía de referencia mundial en peritaje, Compass Lexecon, para la determinación del daño, defender los intereses de los ganaderos y vencer en esta causa”.

Acuerdo en Galicia con la Asociación Agromuralla

Con el objetivo de informar sobre sus derechos al máximo número de afectados posible en el ámbito rural, Eskariam se está poniendo en contacto con asociaciones locales de las distintas comunidades donde existen productores perjudicados por las prácticas anticompetencia llevadas a cabo por el cártel de la leche. Una muestra de esto es el reciente acuerdo cerrado con Agromuralla para facilitar a sus asociados la posibilidad de recuperar el daño económico sufrido por la actuación del cártel de la leche.

El presidente de  Agromuralla, Roberto López, destaca que «los ganaderos y ganaderas que durante años sufrimos los precios bajos de la leche, a consecuencia del acuerdo entre las empresas de recogida de la leche, tenemos derecho a recuperar un dinero fruto de nuestro trabajo. Se trata de cantidades importantes y, por ello, es una oportunidad a coste cero que no debemos desaprovechar» por lo que anima a los ganaderos a  “perder el miedo y reclamar».

Agromuralla, un referente en el sector lácteo con más de 400 socios, dispone de una importante presencia en toda la provincia de Lugo y en zonas productoras limítrofes de la provincia e A Coruña. La asociación nació la finales del 2015 a raíz de las movilizaciones por los bajos precios de la leche en origen y es muy activa en la defensa del sector frente a los abusos de las industrias y cadenas de distribución, contribuyendo desde su creación de forma muy notable a la visibilidad del sector lácteo.