Poco a poco, todas las CCAA van abonando el adelanto de la PAC, incluso aquellas que tradicionalmente solían hacerlo en fechas más tardías, pero todos los Gobiernos regionales son conscientes de que hace falta liquidez en el campo ante los problemas de la pandemia y, a su ritmo, van abonado el adelanto. Las últimas ha sido Aragón y el País Vasco.

Así, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha hecho efectico este viernes 30 de octubre- el pago del anticipo de las ayudas de PAC 2020. El anticipo es del 70%, que es el porcentaje máximo establecido por la Comisión Europea para España por la situación de excepcionalidad generada por la COVID 19.

Los pagos corresponden al Régimen de Pago Básico (PB), el Régimen de Pago Verde (PV) y el Régimen de Pequeños Agricultores (PA), de aquellos expedientes que cumplan las condiciones de elegibilidad por haber superado los controles de admisibilidad (administrativos y sobre el terreno), con un importe total que asciende a 242,49 millones de euros, a repartir entre 34.000 beneficiarios.

Los beneficiarios podrán obtener el detalle de sus pagos a través de la aplicación para móviles SGA-App, https://aplicaciones.aragon.es/siciw/iniciarAction.do, a la que deben acceder con su NIF/CIF y los 6 primeros caracteres del cheksum de la última solicitud de ayudas de la PAC, “Solicitud Conjunta”.

EL GOBIERNO VASCO PAGA EL ADELANTO «ANTE LA DEMANDAS DEL SECTOR»

Por su parte, también el Gobierno Vasco ya está abonando el adelanto de la PAC por 20 millones como anticipo de las ayudas, de las que se beneficiarán 7.000 ganaderos.

Ante las demandas realizadas por el sector y «la singularidad» de esta campaña «sometida a las incertidumbres» de la covid-19, el Gobierno Vasco ha decidido realizar un anticipo del 70% de los pagos correspondientes a las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) correspondientes al ejercicio 2020.

Para agilizar la gestión de las ayudas y que el cobro sea lo más rápido posible, se procederá al anticipo de los pagos correspondientes a pago básico, ‘greening’ y régimen de pequeños agricultores que no estén comprometidos con controles sobre el terreno ni cesiones de derechos, y que cuenten con los controles administrativos completados.