El Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón busca mejorar las ayudas de apoyo a los costes financieros para hacer frente a situaciones adversas como puedan ser los daños generados por fenómenos climatológicos excepcionales, en las que las explotaciones agrícolas y ganaderas deben afrontar situaciones de falta de liquidez. Se trata de un complemento al seguro agrario.

Para ello, como ha informado el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) de este 6 de septiembre se somete a información pública la orden del consejero de del área por la que se modifica la Orden DRS/150/2018, de 30 de enero, por la que se aprueban las bases reguladoras de las subvenciones destinadas a la bonificación de los intereses generados por los préstamos a los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas de la Comunidad.

Esta línea de ayudas subvenciona créditos blandos de interés cero, un tipo de préstamo en el que el Gobierno de Aragón se hace cargo de los intereses, con la intención de apoyar a las explotaciones familiares y profesionales.

Se trata de un complemento al seguro agrario, herramienta que el departamento considera imprescindible para el sector agrario. De hecho, es la línea la más relevante en cuanto a aportación de fondos propios, con 8,3 millones de euros.

La modificación de la Orden DRS/150/2018 permite que tengan la consideración de gastos subvencionables todos los costes financieros en los que incurre el beneficiario en el momento de suscribir el préstamo (comisiones, costes de intereses y avales), remitiendo su regulación más específica a las propias órdenes de convocatoria que se establezcan.

Asimismo, permite aplicar entre los criterios de evaluación de las solicitudes la información que consta en el Registro de Agricultores y Ganaderos, con el objetivo de priorizar estas ayudas para aquellos agricultores y ganaderos de mayor profesionalidad.

Este proyecto de orden ya ha sido remitido a las organizaciones profesionales agrarias en preceptivo trámite de audiencia y mediante el correspondiente anuncio en el BOA se somete a información pública.