El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Manzanilla de Sevilla y la IGP Gordal de Sevilla, tras la celebración de un pleno extraordinario por vía telemática, ha aprobado las primeras autorizaciones de uso de la marca del Consejo Regulador de las IGPs Manzanilla y Gordal de Sevilla, destinadas a las cooperativas agrícolas y centros de compra que han pasado favorablemente las auditorías del órgano externo de control, la empresa Sohiscert.

Así, se ha dado luz verde a 12 centros de compra para el uso de la mencionada marca, que podrán usar a modo promocional y publicitario en sus medios y materiales de comunicación la leyenda: “Empresa inscrita en el Consejo Regulador de las IGPs Manzanilla y Gordal de Sevilla”.

En el momento que las medidas impuestas por el estado de alarma lo permitan, se seguirán auditando a las industrias y envasadoras pendientes para poder autorizarlas al uso de sus marcas correspondientes para, finalmente, poder empezar a comercializar las primeras aceitunas Manzanillas y Gordales de Sevilla, amparadas con IGP, «sobre finales de mayo o principios de junio», según las previsiones del presidente del Consejo Regulador, Juan Luis Oropesa.

Casi 300 nuevos agricultores y un centro de compra se han inscrito ya

Otro de los puntos destacados en este pleno tras las primeras autorizaciones ha sido la inscripción de casi 300 nuevos agricultores y un nuevo centro de compra, que se unen a formar parte del Consejo Regulador de las IGPs Manzanilla y Gordal de Sevilla, “una diferenciación de calidad de la aceituna de mesa y una recuperación de un prestigio y reputación de dos variedades de aceitunas de mesa mundialmente conocidas como las de mejor aptitud para consumo de mesa”.

Este sello de calidad supone, además, “una responsabilidad social con nuestro territorio rural, una sostenibilidad de nuestros campos, así como una nueva oportunidad de mercado para nuestras aceitunas sevillanas”, resalta Oropesa.

En este sentido, el Consejo Regulador denuncia «la entrada masiva de aceituna de mesa a través de Portugal o de terceros países como Egipto, que inundan el territorio español, haciéndonos una competencia de mercado desleal, y perjudicando gravemente nuestro sector primario».

Por ello, “ahora más que nunca hacemos un llamamiento a la población para pedirles que consuman productos locales, con origen certificado, pues tenemos que apoyar el mercado interior y saber reconocer los distintivos que garantizan que un producto agroalimentario es de un origen determinado, como es el caso de las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here