Castilla-La Mancha espera cerca de 100.000 solicitudes únicas de agricultores y ganaderos para las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) del año 2021 una vez iniciado el plazo que se extiende hasta el 30 de abril en lo que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, valora como un respaldo a una reforma que va a “beneficiar especialmente” a los agricultores y ganaderos profesionales de

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este miércoles 3 la Orden de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, por la que se establecen las disposiciones de aplicación de las ayudas al régimen de pago básico, sus pagos relacionados, otras ayudas directas a los agricultores y a los ganaderos y se convocan para esta campaña.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha informado, en un comunicado, de que en la región se tiene una estimación de inicio de 650 millones de euros en ayudas públicas para hacer frente al pago básico, verde, especifico de jóvenes en el primer pilar de la PAC y ayudas acopladas para este año que va a “beneficiar especialmente” a todo el sector profesional.

Además de estas ayudas, se encuentran las relacionadas con la superficie, que también quedan convocadas en la orden emitida en el DOCM; se trata de las agroambientales, las de agricultura ecológica, la forestación de tierras agrícolas o las ayudas específicas en Red Natura 2000.

Un paquete de líneas, ha explicado el consejero, que están incluidas en el Programa de Desarrollo Rural.

MARTÍNEZ ARROYO DEFIENDE QUE VA A “BENEFICIAR ESPECIALMENTE” A LOS AGRICULTORES Y GANADEROS PROFESIONALES DE CASTILLA-LA MANCHA

En un año normal, ha declarado, suponen alrededor de 1.000 millones de euros para el sector agrario de la región, «una inyección de liquidez que va al final a nuestros pueblos, haciendo verdadera política de desarrollo rural”.

El 2021 es el primero de los dos años de transición, que desembocará, en 2023, con la nueva PAC y, según ha explicado el consejero este año, además, se refuerza el compromiso de la convergencia, entre los agricultores y ganaderos de todas las comunidades autónomas.

Algo que, ha continuado, va a “beneficiar especialmente” a los agricultores y ganaderos profesionales de Castilla-La Mancha, lo que Martínez Arroyo ha valorado, ya que “es un buen camino para que en año 2023 tengamos una Política Agraria Común nueva que responda a los intereses de las explotaciones familiares, en realidad de la agricultura y ganadería de Castilla-La Mancha”.

La orden de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, por la que se establecen las disposiciones de aplicación de las ayudas publicada hoy recoge las ayudas directas (Pago Básico, incluyendo Régimen de Pequeños Agricultores y Pago Adicional a Jóvenes; Pago Verde; Ayudas asociadas a los agricultores y a los ganaderos); los derechos de Pago Básico con cargo a la Reserva Nacional; las de Mantenimiento de Agricultura Ecológica o la del Fomento al pastoreo.

Además, incluye las ayudas de razas autóctonas en peligro de extinción; las de protección del suelo frente a la erosión con cultivos herbáceos y cultivo de plantas aromáticas para mejora de la biodiversidad.

También se incluyen las ayudas para el bienestar animal prevista en la medida 14 del Programa de Desarrollo Rural para Castilla-La Mancha 2014-2020; las anuales de pago para la renovación de los compromisos de los beneficiarios de las ayudas incluidas en la submedida 15.1 de pago para los compromisos silvoambientales y climáticos en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020 del año de incorporación 2018 y 2019.

También aquellas relacionadas con la reforestación y creación de superficies forestales y los pagos compensatorios por zonas agrícolas de la Red Natura 2000, submedida 12.1 de en el marco del programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020.