El portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha apelado este lunes a la unidad de todos los grupos parlamentarios para «salvar el estatus del lobo en la situación en la que se encontraba antes de que este Gobierno radical y sectario atentara contra los intereses de los ganaderos».

Así lo ha trasladado en una rueda de prensa en León para presentar la propuesta que el Grupo Popular defenderá el próximo miércoles en el Pleno de las Cortes de Castilla y León, que incluye la demanda al Ministerio para la Transición Ecológica para que suspenda la orden que impide cazar lobos en España, al menos hasta que se resuelvan los recursos contra la misma presentados por varias autonomías y organizaciones agrarias.

LOS DATOS «OBJETIVOS» REFLEJAN QUE EN LOS ÚLTIMOS 25 AÑOS LA POBLACIÓN DEL LOBO «HA CRECIDO UN 43% EN CASTILLA Y LEÓN»

Se trata de una proposición no de ley que plantea en sus antecedentes que «el lobo no tiene ningún problema de conservación, al menos en la población del norte del Duero», donde se encuentra el 80 por ciento de los ejemplares de esta Comunidad, frente al 20 por ciento que se localiza al sur del Duero.

De la Hoz ha explicado que lo que se pretende es que «todos los partidos políticos de forma clara y contundente le digan al Gobierno que basta ya de agredir de forma injustificada a la ganadería y al medio rural».

«El objetivo último es que en materia de gestión del lobo se aplique el sentido común que surja del consenso de todas y cada una de las partes implicadas», ha agregado.

Para el portavoz parlamentario del PP, hay que huir de las imposiciones y apostar por al senda de la unidad para apoyar a los ganaderos, para que el Gobierno de España, comunidades autónomas, ganaderos, instituciones provinciales y locales y organizaciones ecologistas elaboren una estrategia basada en el sentido común que permita compatibilizar el mantenimiento del estatus del lobo y el mantenimiento de la ganadería.

«Es rotundo y cierto que la situación del estado de conservación en la actualidad del lobo es absolutamente favorable tal y como demuestran los datos objetivos, no los parciales que utiliza el Gobierno como se tratara de una asociación ecologista», ha declarado.

Y ha añadido que los datos «objetivos» reflejan que en los últimos 25 años la población del lobo «ha crecido un 43% en Castilla y León» y ha denunciado que «es absolutamente falso que existan en España problemas de conservación de la especie».