El precio de los fertilizantes no deja de crecer en la Unión Europea, el aumento de la demanda, el precio del gas y de los transportes marítimos, son algunos de los factores que justifican el alza de los precios. Sin embargo el principal motivo es la competencia limitada en la Unión Europea, motivada por el impuesto antidumping que se aplica desde el año 2019, a los principales productores de fertilizantes y que acaba repercutiendo en los agricultores.

Esta medida se creó por las quejas de la industria de los fertilizantes de la Unión Europea. Este impuesto repercutido a los agricultores, supone anualmente más de 210 millones de euros, que salen de los bolsillos de los profesionales del campo en Europa. Con ella se ha conseguido limitar la competencia y generar escasez de de productos, lo que posibilita la especulación, y por consiguiente un aumento del precio de los fertilizantes.

Analizando la situación desde la perspectiva de las explotaciones agrícolas, desde la COPA-COGECA se constata que la Unión Europea se ve muy perjudicada por dicha medida antidumping, sobre todo porque los fertilizantes representan la mayor parte de los costes que pagan los agricultores europeos por sus insumos (hasta un 40 % del coste de los insumos en el caso de los productores de cereales).

De hecho, la mezcla  de urea y nitrato de amonio (también conocida como UAN, por sus siglas en inglés)  por sí sola representa al menos el 26 % de los costes operativos de los agricultores en Europa. La continuación de la medida antidumping impide que el mercado funcione de manera justa y transparente, mientras que las mezclas nitrogenadas UAN podrían ayudar precisamente a superar los retos de sostenibilidad. De hecho, la mezcla de urea y nitratode amonio también se adapta a las herramientas y tecnologías de la agricultura de precisión y a menudo permite una mayor eficiencia.

El COPA y la COGECA no se oponen a l impuesto antidumping, siempre y cuando se trate de medidas justificadas que se aplican correctamente, lo cual no ocurre en el caso de las mezclas de UAN. Como reacción a esta situación harto preocupante, los agricultores afiliados al Copa y la Cogeca crearon en las redes sociales el hashtag #DumpTheAntidumping para pedir a la Comisión Europea que vuelva a abrir la investigación, ya que es la única solución para acabar con estos impuestos antidumping.