ANITIN continúa reafirmando su posición de liderazgo en el sector de la panificación seca, gracias a un último ejercicio en el que la marca ha impulsado sus ventas hasta rozar los 58 M €*, un 2,2% más que en 2015. De esta manera, la compañía valenciana, interproveedora de Mercadona, sigue creciendo y apostando por  la inversión en I+D+i. Una partida que ha vuelto a tener un peso muy importante durante 2016, con la implantación de una nueva línea de rosquilletas y la adquisición de una nave destinada a ampliar la capacidad de almacenamiento de las instalaciones que la compañía mantiene en Carlet (Valencia).

Este incremento de facturación ha vuelto a ir de la mano de un mayor volumen de producción, que se eleva hasta los 27,6 millones de kg y marca un aumento del 1,5% respecto al año anterior. Esta mayor capacidad de fabricación y el desarrollo de nuevos productos también han tenido una repercusión positiva en la plantilla, que ya suma más de 620 trabajadores entre sus cuatro plantas de producción, situadas entre la Comunidad Valenciana (Carlet) y Andalucía (Jerez de la Frontera).

Tradición e innovación en los lineales

“Realizamos una valoración muy positiva de este último año, tanto por la mayor demanda que han tenido nuestros productos más conocidos, como por la buena acogida de las nuevas referencias, como las Tortas de Aceite hechas a mano. Además, estamos contentos de sumar más profesionales a nuestro proyecto, que crece sin olvidar su esencia artesanal”, explican desde ANITIN.

La elaboración artesanal sigue siendo una de las principales señas de identidad de la firma valenciana, cuyas conocidas rosquilletas aún siguen estirándose a mano durante su proceso de fabricación. A esta tradición se une una apuesta constante por la innovación, que ha llevado a la compañía a desarrollar más de una decena de nuevas referencias en los últimos tres años, tales como grissinis, palitos con frutos secos, horneados de tomate o nuevas variedades de rosquilletas.

Siguiendo esta tendencia, ANITIN lanzó en 2016 sus nuevas Tortas de Aceite, un producto cuyo proceso de fabricación se ha modificado para realizarlas a mano y que “ha supuesto un gran esfuerzo de innovación, además de una dotación de personal propia y recursos económicos específicos”, destacan desde la compañía.