El secretario de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), Miguel Huerta, ha asegurado que la caída del consumo de carne en los hogares españoles en 2016 se debe, “sobre todo, a los problemas de imagen del sector”, aunque también a una desunión del mismo donde cada Interprofesional quiere hacer su propia campaña al margen del resto.

En declaraciones a Efeagro, tras conocer que el consumo descendió un 1,6% en volumen, ha achacado ese retroceso a las “cuestiones siempre candentes” sobre cómo el consumo de carne incide en la salud, algo que les está afectando “muy negativamente”.

Tendría “más sentido unir fuerzas” para poder comunicar la necesidad de ingerir cárnicos

Está convencido de que el sector tiene que contraatacar con campañas de comunicación para “poner las cosas en su justo término” y lanzar el mensaje en defensa de una “dieta variada” en la que la carne y sus elaborados tienen su “aportación importante”.

Ha incidido en que desde Anice lo están intentando con las interprofesionales del sector pero “es muy difícil porque cada uno quiere hacer su campaña”.

A su juicio, tendría “más sentido unir fuerzas” para “poder comunicar, junto a médicos, nutricionistas y prescriptores”, la necesidad de ingerir cárnicos.

Sobre los datos de consumo en 2016, Huerta ha subrayado que “hace falta” la “otra gran pata”, que es el consumo en el canal Horeca en el que, según estima, la evolución del consumo sería positiva por la progresión ascendente del turismo.

En ese sentido, ve necesario que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) retome la elaboración de datos de consumo en el canal Horeca porque, si no, “sólo vemos la mitad de la foto” y es “necesario” contar con esos datos complementarios “para hacer un análisis”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here