El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha dejado claro a los regantes de Doñana que llevan una semana acampados ante la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva, que la Junta «no va a andar ni un milímetro fuera de la ley».

En declaraciones a los periodistas en Huelva, se ha referido a la acampada de los regantes de Doñana, que dura ya una semana, y ha mostrado su respeto ante la movilización, aunque ha insistido en que van a cumplir la ley.

«Si alguien considera que la presión nos va a hacer cambiar de opinión, de modo de actuación en este asunto, se equivoca»

Ha precisado que «dentro de la ley, estamos haciendo todos los esfuerzos, buscando todos los resquicios, todas las oportunidades para que el mayor número posible de hectáreas pueda normalizarse, pero fuera de la ley no vamos a andar ni un milímetro, es una perogrullada que conviene recordar».

«Si alguien considera que la presión nos va a hacer cambiar de opinión, de modo de actuación en este asunto, se equivoca», ha dicho el consejero, que ha añadido que la Junta apuesta «por el diálogo continuo con todos».

Fiscal ha incidido en que «es difícil demostrar más intención de dialogar, de llegar a un acuerdo, pidieron una mesa de trabajo y nos mostramos partidarios, han pedido una reunión y se va a tener, a ver qué dará de sí, pero no depende únicamente de nosotros».

El consejero ha explicado que «prácticamente lo que piden es una amnistía, pero vamos a cumplir la ley, porque esta trasciende al propio plan que sólo coordina las distintas leyes del entorno» y ha recordado que de las 1.500 hectáreas que los agricultores sostienen que se quedan fuera del plan de la fresa por la aplicación de la Ley Forestal de 1992 «ya hay 500 que se han legalizado».

Por otra parte, el PP en la Diputación de Huelva ha condenado el ataque con huevos a las viviendas del presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, y de la delegada provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Rocío Jiménez aunque, sin bien ha pedido que no se criminalice a los agricultores del entorno de Doñana.

En un comunicado, el grupo popular entiende que «no se puede vincular estos ataques con las protestas de los agricultores contra el Plan de Ordenación de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana sin estar acreditada dicha relación».