El sector ganadero andaluz no puede más, según UPA Andalucía, que reclama que se destine fondos del PDR sin invertir a ayudas a los ganaderos. La crisis de precios en origen se ve agudizada por un incumplimiento flagrante de la Ley de la Cadena Alimentaria. Los ganaderos perciben por su leche o por la carne de sus animales precios en origen por debajo de los costes de producción. A esto se le añade que muchas cooperativas quieren repercutir el incremento de gastos que tienen en las espaldas de los ganaderos, lo que significa un doble perjuicio.

Ante esta situación, UPA Andalucía exige voluntad política a la Consejería de Agricultura para ayudar a un sector prioritario que atraviesa un peligroso momento de vulnerabilidad. Tanto que todos los días cierran explotaciones familiares y profesionales en esta región.

“QUEREMOS QUE SE APLIQUE LA LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA CON TODAS LAS CONSECUENCIAS”

La secretaria de Ganadería de UPA Andalucía, Francisca Iglesias, ante la reunión que el sector mantendrá el martes con la Consejería, le pone deberes a la Junta de Andalucía. “Bruselas ha aprobado ya que las comunidades autónomas puedan destinar fondos de los Planes de Desarrollo Rural (PDR) a complementar las ayudas directas destinadas por el Gobierno de España a los ganaderos debido a la guerra en Ucrania. Y nosotros le exigimos voluntad política para, antes de que tenga que devolver a la Unión Europea una gran parte del presupuesto que todavía no ha ejecutado, aproveche esta oportunidad que se le brinda para invertir bien esos fondos y destinarlos a la ganadería, un sector prioritario, pero excesivamente vulnerable”, explica.

Francisca Iglesias recuerda que Andalucía es el primer productor de leche de cabra de España y que están en torno al millón y medio de animales, una cabaña ganadera principalmente repartida entre las provincias de Almería, Granada y Málaga. Un sector importante para la economía andaluza que, sin embargo, ha visto cómo se han ido encareciendo los costes de producción de una forma alarmante.

“El precio de los piensos se ha duplicado por dos y el de la energía eléctrica por cuatro. Además, los ganaderos nos transmiten su enorme preocupación porque las cooperativas les trasladan que les pagarán menos precio por la leche o la carne y que les van a repercutir la subida de sus costes de producción. Eso significa que están violando la Ley de la Cadena Alimentaria. Queremos que se aplique con todas las consecuencias, para que no se pueda vender por debajo de los costes de producción, porque los ganaderos están yéndose a la ruina”, argumenta Francisca Iglesias.

UPA Andalucía quiere que la Junta de Andalucía “controle que los contratos cumplen la Ley porque es su obligación”. Y, además, exige que, “una vez que la Unión Europea ha dado vía libre para que las comunidades autónomas destine fondos del PDR sin invertir a ayudas a los ganaderos. La Consejería debería aprovechar esta oportunidad que se le presenta, tener voluntad política y utilizar ese dinero a complementar los fondos destinados por el Gobierno de España, que ya ha habilitado ayudas directas al sector ganadero por la guerra en Ucrania mientras que la Junta de Andalucía no ha puesto nada. Son medidas que se pueden aplicar, porque solo se trata de voluntad política para ello y, de esta manera, ayudar a un sector que es importante sobre todo en el interior de las provincias de Almería, Granada y Málaga. Y también esperamos que la Junta tramite los expedientes de ayudas con más agilidad”, concluye la secretaria de Ganadería de UPA Andalucía.