El Grupo de Trabajo de Frutos Secos de Andalucía, con participación de las organizaciones agrarias (ASAJA, COAG y UPA) y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, se ha reunido en Málaga para estudiar la evolución del cultivo y de la producción de almendra y realizar una primera estimación de campaña 2019-2020, que se sitúa en 14.950 toneladas aforadas, frente a las 11.500 del ejercicio anterior y lejos de las 16.525 toneladas de 2017.

La buena meteorología durante la campaña (ausencia de lluvias intensas o  persistentes, vientos fuertes y heladas generalizadas), ha favorecido el desarrollo de la floración. Por otra parte, el incremento de las previsiones tiene relación directa con las nuevas plantaciones que se van incorporando a la producción. Todo esto  traerá consigo un aumento notable de la cosecha, en torno al 30%, siempre que no haya sorpresas meteorológicas.

Por provincias, Granada vuelve a ser la principal provincia en la producción de almendra, con una previsión de 4.600 toneladas de almendra grano (esto implica un aumento del 30% respecto a las 3.450 toneladas del año pasado).  La cosecha en general es buena, destacando las zonas del centro y sur, con una notable mejoría con respecto al año pasado. En la zona norte se han producido heladas que han rebajado las primeras previsiones, aunque seguirá habiendo un crecimiento de cosecha respecto al año pasado, que fue muy malo.

Por su parte, Almería espera una cosecha de 3.400 toneladas (esto supone un incremento del 10% respecto a las 3.090 toneladas del año pasado). A pesar de las heladas que se han dado en la zona de los Vélez y otras comarcas, se observa una cosecha bastante buena en la mayoría de la provincia.

La provincia de Sevilla recupera la normalidad, con una previsión de 3.500 toneladas de almendra grano (un 52% más que en la campaña pasada), después de un mal año por la afectación de enfermedades. Se espera una buena cosecha generalizada y la aportación de almendras de nuevas fincas que van entrando en producción.

En Málaga se esperan unas 1.450 toneladas (crece un 30% respecto al año anterior), con buenas cosechas generalizadas y subida destacada de la almendra Marcona.

En Córdoba, la previsión es de 1.200 toneladas, con buenas cosechas generalizadas, y en el resto de Andalucía se esperan unas 800 toneladas (un 33% más que en la campaña pasada), destacando la buena cosecha en la provincia de Cádiz, por la entrada en producción de nuevas fincas.

Por variedades, se prevén unas 13.000 toneladas de Comunas; casi 1.200 de Marconas y casi 750 de Larguetas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here