El vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, ha pedido este lunes 25 al Gobierno central que articule con las comunidades autónomas una respuesta coordinada a los perjuicios que podría causar la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Jiménez Barrios, quien ha inaugurado en Sevilla una jornada de análisis sobre el impacto del Brexit en el sector agroalimentario andaluz, ha puesto como ejemplo de la, en su opinión, deficiente respuesta del Gobierno central que el posible traslado de la sede de la Agencia Europea del Medicamento a España se negocie por la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría en su reunión «un poco extraña, que nadie sabe explicar» con su homólogo catalán o lo reivindique unilateralmente el Ayuntamiento de Madrid.

«el Gobierno central y el autonómico tienen que coordinar las acciones, evitar que esto sea una disputa absolutamente innecesaria»

«Eso no puede ser; el Gobierno central y el autonómico tienen que coordinar las acciones, evitar que esto sea una disputa absolutamente innecesaria», ha resaltado a preguntas de los periodistas.

En su opinión, el Gobierno central «tiene que tomar las riendas de la coordinación entre las comunidades autónomas, hablar de lo importante, que es la incidencia (del Brexit) sobre las personas y sobre la economía, y a raíz de ahí, tomar conjuntamente las decisiones que correspondan».

BREXIT ANDALUCIA 2Jiménez Barrios ha pedido al Ejecutivo central «seriedad, trabajo y compromiso» para afrontar el Brexit «desde el análisis y la reflexión».

Ha recordado la trascendencia que la salida del Reino Unido puede tener en Andalucía, no sólo por su impacto económico sino porque en esta comunidad autónoma residen unos ochenta mil británicos y ha anunciado que la Junta no descarta adoptar decisiones sobre el «brexit» en aquellos ámbitos en los que tiene competencias exclusivas.

La consejera andaluza de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha destacado por su parte, que el Reino Unido es uno de los principales mercados para las exportaciones agroalimentarias andaluzas -el primero para vinos de Jerez y frutos rojos de Huelva-.

Aunque ha admitido que aún se conoce muy poco de las consecuencias del Brexit, ha recordado que las exportaciones agroalimentarias andaluzas suman unos 870 millones de euros al año y ha advertido del impacto que la salida del Reino Unido tendría sobre la Política Agraria Común (PAC)

Por ello, Ortiz ha proclamado la voluntad de la Junta de Andalucía de estar atenta, junto al sector agroalimentario, a los perjuicios del Brexit de preparar el nuevo marco de las relaciones con el Reino Unido.