La Consejería andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha enviado un escrito al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para ofrecerle datos y para recordarle la complicada situación que atraviesa el sector de la flor cortada y de la planta ornamental como consecuencia de las medidas adoptadas para combatir el Covid-19 en España.

Al respecto, la Junta de Andalucía solicita al Gobierno central que inste a la Comisión Europea a adoptar medidas excepcionales y urgentes para respaldar a estos profesionales, que están sufriendo una perturbación grave del mercado a causa de la crisis del coronavirus, con el fin de compensar las pérdidas y los gastos que se ven obligados a realizar para la retirada y destrucción de flores, plantas ornamentales y cultivos y la reposición de las producciones.

Los técnicos del Departamento de Agricultura están trabajando en el análisis pormenorizado de la situación tras mantener un encuentro con los representantes de este sector en Andalucía y recopilar los datos necesarios para poder conocer la magnitud de las consecuencias del estado de alarma.

Para determinar el impacto de las medidas contra el coronavirus para la flor cortada y la planta ornamental de Andalucía es preciso tener en cuenta, entre otras variables, que podría haberse perdido alrededor del 70% de las ventas. Esta estimación responde al hecho de que, aunque el estado de alarma concluyese el 12 de abril, ya se han cancelado eventos de gran importancia para la comercialización de estos productos como la Semana Santa o las fiestas de primavera que normalmente se celebran en numerosos municipios, así como multitud de bodas y comuniones. Debido a la suspensión de todos estos acontecimientos ya está asegurada la existencia de un gran excedente de productos que, al ser perecederos, no tienen ninguna opción de almacenarse o posibilidades para reorganizar su oferta en el mercado.

Por su parte, el Gobierno andaluz está valorando diversas propuestas de apoyo a estos productores como, por ejemplo, la posibilidad de flexibilizar trámites y ofrecer asesoramiento técnico para la implantación de soluciones que apuestan por la gestión ‘in situ’ de los residuos agrícolas, como el triturado para el abonado en verde de sus propias instalaciones tras realizar una retirada de cultivos.

Asimismo, la Consejería de Agricultura estudia la posibilidad de poner en marcha, una vez que haya concluido el estado de alarma, una campaña promocional dirigida a poner en valor la flor cortada que se produce en Andalucía.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here