La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado que la próxima semana se abonarán ayudas especiales al sector del algodón por valor de 50 millones de euros, unos incentivos de los que se beneficiarán más de 5.700 agricultores de toda Andalucía, aunque ha reecordado que se perderán 1,5 millones en el período transitorio de la PAC.

Crespo ha visitado este miércoles 10 las instalaciones de Surcotton en Las Cabezas de San Juan acompañada por el gerente de la entidad, Manuel Cano, y ha definido a la desmotadora sevillana como «el corazón del algodón en esta tierra». La consejera ha apuntado que Surcotton lleva a los mercados un «algodón de gran calidad» apostando por una «producción sostenible social y medioambientalmente» que, por tanto, cumple con «las premisas de futuro que marca Europa» en el ámbito de la sostenibilidad.

EL ALGODÓN ES «UN CULTIVO FUNDAMENTAL QUE NO PUEDE PERDER NI UN EURO PORQUE GRACIAS A LAS AYUDAS DE LA PAC ESTÁ SALIENDO ADELANTE

La responsable del ramo ha resaltado el peso de la provincia sevillana en cuanto a la producción de algodón y a la percepción de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) en general, que rondan los 370 millones de euros al año. Al respecto del caso concreto del pago específico para el algodón, Carmen Crespo se ha mostrado en desacuerdo con la pérdida de 1,5 millones de euros que afrontarán estos productores andaluces en el período transitorio de la PAC (2021 y 2022).

«No pedimos más», ha apuntado la consejera andaluza, que ha insistido en que desde Andalucía se apuesta por «mantener una PAC justa para nuestra comunidad autónoma y en este caso, para el algodón». Crespo ha recalcado que no le parece «justo» que se pierda, en el período transitorio, «ese millón y medio de euros que ellos necesitan para salir adelante y para competir en los mercados».

A modo de ejemplo, Carmen Crespo ha explicado que un agricultor que posee 10 hectáreas de algodón en la campiña sevillana recibe por la campaña 2020 alrededor de 7.800 euros de ayudas del Pago Básico de la PAC pero este montante disminuirá en un 10% en 2021 hasta rondar los 7.000 euros. Además, a esta pérdida se suma también la rebaja de 26 euros por hectárea en el pago específico del algodón durante los dos años del período transitorio.

Al hilo de esta cuestión, la consejera de Agricultura ha explicado que el algodón es «un cultivo fundamental que no puede perder ni un euro porque gracias a las ayudas de la PAC está saliendo adelante, está innovando y está ayudando a fijar la población al territorio». Además, ha apuntado su temor a que «en el nuevo modelo de la Política Agrícola Común se ahonde en estas pérdidas» dejando claro su postura contraria a que esta situación «vaya a dar lugar a una tasa plana para el futuro en la nueva PAC». Por ello, Carmen Crespo ha solicitado que se vuelva a analizar esta cuestión de cara a la nueva política europea que se aplicará a partir de 2023, «en la que no queremos que el agricultor del algodón pierda ni un sólo céntimo».