La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha explicado que «Andalucía defiende que el productor ecológico sea considerado ‘per se’ agricultor genuino en la nueva PAC» y confía en que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sea sensible a esta demanda y así lo recoja en el Plan Estratégico Nacional. Durante la comparecencia en comisión parlamentaria, la titular del ramo ha anunciado que desde la Junta de Andalucía «casi se duplicarán las ayudas en los dos próximos años para reforzar aún más el liderazgo nacional de nuestra comunidad» en un sector que genera un valor de producción en torno a los 700 millones de euros, capaz de crecer y consolidar 45.000 puestos de trabajo.

Andalucía cuenta a día de hoy con 1.098.812 hectáreas de superficie destinada a la agricultura y ganadería ecológica, el 23,58% de su superficie agraria útil. «Estamos muy cerca de cumplir con el objetivo de la Estrategia de la Granja a la Mesa de la UE de que al menos el 25% de las tierras de la UE se utilicen en agricultura ecológica de aquí a 2030», ha señalado.

Según ha detallado Crespo durante su intervención, el actual Gobierno andaluz ha pagado desde 2019 ayudas a la producción ecológica por valor de 155,2 millones de euros. La consejería ha prorrogado dos años consecutivos la convocatoria del periodo 2015-2019 y tiene previsto una tercera ampliación para 2022. Además, este año se ha publicado una nueva con línea complementaria que otorgará más fondos y dando preferencia por primera vez a los agricultores y ganaderos que se encuentren en el entorno de los parques nacionales o naturales.

LO GENERADO EN ANDALUCÍA, SE QUEDA EN ANDALUCÍA

«Hemos querido poner de manifiesto el papel de nuestros agricultores y ganaderos en la defensa de nuestros espacios protegidos y la posibilidad de compatibilizar su actividad con la protección de estos entornos. Basta con destacar, por ejemplo, el importante papel de la ganadería extensiva en la prevención de los incendios forestales», ha apostillado. El éxito de esta nueva convocatoria, inicialmente con un presupuesto de 16,5 millones de euros, ha provocado un incremento de la dotación hasta casi 40,5 millones de euros.

Además, ha anunciado que se trabaja para poner durante el periodo transitorio 2021-2022 una nueva línea de ayuda, dirigida a apoyar el uso de servicios de asesoramiento a la producción ecológica, dotada con 4 millones de euros. «Y no sólo vamos a incrementar las ayudas sino que trabajamos en la simplificación para lograr una gestión menos costosa para el productor ecológico, diseñando un Registro de Ecológicos que permita una gestión acorde a nuestros tiempos, simplificada en la tramitación y con menos burocracia para los productores», ha dicho.

Ante el inminente acuerdo europeo de la nueva PAC, la consejera no solo ha insistido en la demanda de que todo beneficiario de las ayudas de la PAC que se dedique a la agricultura y ganadería ecológica sea «per se» agricultor genuino. Crespo se ha referido también a la futura definición de los ecoesquemas y a la importancia de que «lo que se genere en Andalucía se quede en Andalucía».

Desde la comunidad se reclama al ministro una defensa de ecoesquemas fexibles, que reconozcan la diversidad agronómica y premien el gran avance que en la defensa del desarrollo sostenible. Es decir, que el porcentaje que se destine a ecoesquemas no sea superior al 20% y que los mismos sean incentivadores y no una herramienta para distribuir presupuesto de ayudas entre los territorios. «Andalucía parte de un liderazgo y en 2030 seguro que cumpliremos el objetivo marcado, pero la renta de los agricultores, y en especial el productor ecológico, tiene que estar garantizada», ha subrayado.