El 68 por ciento del aceite que se vende en España es como marca blanca, 30 puntos más que la media de los productos agroalimentarios y un porcentaje muy superior al de Italia o Estados Unidos, del 24 y del 36 por ciento, respectivamente, según ha destacado la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Ortiz,

Ortiz ha esgrimido estos datos en su intervención en la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza (Jaén) y ha apelado a un trabajo común que evite «la banalización de un producto tan extraordinario, que a veces se utiliza como reclamo y en ocasiones se comercializa como si fuera un commodity más».

«de la misma forma que Andalucía es líder mundial en producción, debe aspirar a serlo de la comercialización»


Según la consejera, con el aceite de oliva virgen extra debería ocurrir como con el vino, donde «poca gente pide ya un vino a secas, piden una variedad, un tipo de vino o una marca determinada, según la ocasión o la comida que vayan a acompañar»

MARCA BLANCA ACEITE CONSUMO ANDALUCIA 2En su intervención en el curso ‘Marca y Producto en el AOVE. Claves para el éxito en la comercialización nacional e internacional de productos del olivar’, ha insistido en que «de la misma forma que Andalucía es líder mundial en producción de aceite de oliva, debe también aspirar a serlo de la comercialización».

Y aunque el aceite de oliva es el producto andaluz con mayor valor exportado, con más de 2.000 millones de euros en 2015, Ortiz ha insistido en que existen «muy buenas perspectivas de crecimiento del consumo a nivel mundial, ligadas a sus cualidades saludables científicamente demostradas, incluso a pesar de ser más caro que los demás aceites vegetales».

La consejera ha recordado que la Junta de Andalucía ha puesto a disposición del sector 190 millones de euros en el último año para «incentivar las inversiones necesarias para contar con un olivar más competitivo y sostenible».