La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha ampliado los regadíos previstos en el Plan de Ordenación de la Corona Norte de Doñana en 474 hectáreas, que inicialmente estaban excluidas, según ha señalado su titular, José Fiscal.

Esta ampliación se produce tras el análisis de ese documento, aprobado a comienzos de este año, según ha explicado Fiscal a la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva, de la que forma parte.

DEJA CLARO que hay fincas no pueden ser legalizables, por lo que estos terrenos tendrán que volver a su estado original

El consejero ha destacado que la incorporación de estas hectáreas, una vez estudiadas las peticiones de los propietarios, se suma a las 9.340 hectáreas «que en principio se consideraban regularizables», según ha informado un comunicado de los socialistas onubenses.

Medio Ambiente ha contestado también las alegaciones de fincas que se encuentran en espacio protegido y que no pueden ser legalizables, por lo que estos terrenos tendrán que volver a su estado original.

El PSOE ha destacado «la necesidad de coordinar entre todas las administraciones concernidas la implementación de este instrumento de ordenación, en el convencimiento de que se trata de la mayor garantía para la preservación de los recursos naturales de Doñana, para el mantenimiento de una agricultura sostenible y para la protección de toda la comarca desde la seguridad jurídica y unos parámetros de sostenibilidad».

También ha señalado que «el impulso a los regadíos es uno de los pilares del desarrollo social y económico de la provincia de Huelva».

Por ello, el PSOE lidera iniciativas como la construcción de la presa de Alcolea, la planificación de la demarcación Tinto-Odiel- Piedras, el propio Plan de la Corona Norte, o la concesión de derechos sobre aguas, como recientemente el proyecto Andévalo Fronterizo, «con las que se sientan las bases para reforzar esta actividad en las próximas décadas», ha apuntado Fiscal.