La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha asegurado que el plan de modernización de las oficinas comarcales agrarias (OCAS), emprendida por la Junta de Andalucía con una inversión de 17,6 millones de euros, es «clave» para garantizar el futuro del mundo rural andaluz.

La consejera ha realizado estas declaraciones durante la visita institucional que ha cursado al municipio malagueño de Ronda, donde ha presentado el proyecto de la nueva OCA, junto a la alcaldesa, Mª Paz Fernández, y al director gerente de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa), José Carlos Álvarez.

Crespo ha subrayado que el plan puesto en marcha por su consejería para modernizar y digitalizar las OCAS es «una prioridad» del Gobierno que preside Juanma Moreno, ya que mejorar los servicios que prestamos a agricultores y ganaderos «contribuye a evitar la despoblación de los municipios rurales al ser puntos neurálgicos para impulsar la dinamización de la zona».

En este sentido, la consejera ha resaltado que la apuesta de la Junta por el futuro de la Andalucía rural es clara y se refleja en una inversión de 17,6 millones de euros que permitirá modernizar un total de 26 OCAS. «Hacía décadas que no se mejoraban las oficinas comarcales agrarias de Andalucía y es necesario adaptar estos centros a la agricultura y ganadería del siglo XXI, apostando para ello de forma decidida por su digitalización», ha recalcado.

El plan de modernización de la OCAS tiene como objetivo principal poner a disposición del sector agrario y de los municipios rurales de Andalucía una red de oficinas más moderna, ágil y eficaz, que facilite la puesta en marcha de proyectos que generen nuevas oportunidades y empleo en las comarcas de la comunidad. «Debemos ofrecer un servicio público de calidad y accesibilidad en el mundo rural», ha apostillado Crespo.

A este respecto, la consejera ha apostado por oficinas comarcales agrarias «inteligentes» y ha apuntado a la implantación de una oficina virtual agraria «abierta las 24 horas del día, los siete días a la semana», que facilite la tramitación electrónica, dé respuesta a las necesidades reales del sector y concilie las especiales dificultades del mundo rural.