Se estima que en los pueblos y pedanías de las áreas rurales de la provincia de Alicante viven alrededor de 145.720 mujeres. Entre este colectivo, encontramos a las agricultoras, que durante estos días están realizando “una labor muy importante. Codo con codo con el hombre, están trabajando al frente de las explotaciones para conseguir y proporcionar a la sociedad alimentos de calidad”, defiende la presidenta de la Asociación de Mujeres y Familias de Ámbito Rural (AMFAR) de la provincia de Alicante, Tere Antón, que insiste en poner de relieve el trabajo de las mujeres en el campo y en el mundo rural en tiempos de coronavirus.

“Trabajamos con gusto porque es nuestra función, proporcionar alimentos, que hoy es si cabe más importante que nunca. Pese a que llueva, haga frío u otras condicione climáticas, estamos dando lo mejor de nosotras mismas para que el consumidor tenga frutas y hortalizas frescas y de calidad”, explica Antón.

La demanda de los productos agrarios se ha incrementado durante el Estado de Alarma, debido también “al estado de nerviosismo que nos invade en estos momentos”, señala la presidenta, que hace un llamamiento a la tranquilidad y explica que “si hace 15 días no había faltas de suministro, tampoco lo va a haber ahora porque nosotras seguimos al frente de nuestras explotaciones y los transportistas se están dejando la piel para que los productos lleguen”.

Destacan el trabajo de las mujeres en el campo en un momento con sectores con pérdidas del 99%

En la actualidad, en los campos de la provincia de Alicante, se están recolectando coliflores, alcachofas,… Se están terminando campañas como la de los cítricos y ya se están preparando las próximas plantaciones de verano y cultivos como los de pepinos,  tomates, melones,…

“Desde la asociación trabajamos para dar a conocer el trabajo de calidad que realizamos las agricultoras para obtener las mejores frutas y hortalizas. Por ello, también quiero destacar el producto que durante estos días los consumidores encuentran en las tiendas de cercanía. En estos establecimientos ahora hay productos agrarios frescos y sanos que se han producido en sus propias poblaciones. Comprar aquí ahora es importante porque permite evitar aglomeraciones y se apoya así a los agricultores cercanos, contribuyendo de esta forma a fortalecer la economía local, aumentar la creación de puestos de trabajo y a que el dinero se quede en nuestro propio país y no dependeremos de terceros países que en estos momentos de angustia nos dan gato por liebre”.

Destaca la alta demanda que hay ahora en el sector agrícola y lamenta que el subsector de flor cortada, plantas ornamentales y semilleros está atravesando una crisis sin precedentes al cerrarse floristerías, suspenderse eventos como las Fallas o la Semana Santa. Las pérdidas para estas empresas “van a ser del 99%. Es ahora en primavera cuando se realizan todas las ventas, pero el estado de alarma impide que los productos tengan salida”.

Antón destaca así el trabajo “de las agricultoras durante estos momentos y el de otras mujeres que hay en las pedanías y áreas rurales como las dependientas de tiendas de alimentación, farmacéuticas,… También agradece la labor de todas las personas que se están ocupando de nuestro bienestar: médicos, enfermeras, limpiadoras, policías, ejercito, repartidores etc. Ayudémosles también con algo muy fácil, si no es por un motivo imprescindible: #QuedateEnCasa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here