La Comunidad de Regantes Paños Cabezas de Jauja ha salido a la calle, ante la sede en Sevilla de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), en demanda de una autorización de almacenamiento de agua durante el invierno. La protesta ha estado respaldada por representantes de todos los grupo políticos representado en el Ayuntamiento. La situació es tan grave que los regantes no descartan una huelga de hambre si no se toman medidas de apoyo.

El presidente de la Comunidad de Regantes Paños Cabezas, Eduardo Gómez Serrano, en representación de los más de 240 comuneros, y ante la negativa de la CHG a autorizar el almacenamiento y el uso de un hectómetro cúbico de las aguas no reguladas que durante la época invernal circulan por el Río Genil para perderse sin aprovechamiento alguno,  denunció esta situación que pone en jaque el futuro de la pedanía lucentina.

En este sentido, desde Asaja Córdoba, se destaca que «no se trata de una petición destinada a incrementar el patrimonio de un reducido número de propietarios de grandes superficies, sino que “se trata de una actuación de un marcado carácter social que, en caso de prosperar, aliviará la economía de un importantísimo número de familias”.

Encabezando esta manifestación con pancartas y mensajes como Riego en Paños Cabezas , Jauja desaparece, “Riego, igual a futuro , no despoblación” o “El futuro de Jauja , nuestro olivar tiene sed” , más de150 personas de una población de escasos 1.000 habitantes ha llegado a la puerta de la sede para expresar su ¡malestar , logrando que el día 13 de julio , el presidente de la Confederación Hidrográfiaca del Guadalquivir les atienda en un principio.

Eduardo Gómez ha destacado que “las cosechas van en regresión desde hace tres años a consecuencia de la falta de precipitaciones, que la situación es insostenible para muchas familias y agrava el problema de despoblación de la zona afectada más aún cuando el proyecto que ha denegado la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir no atenta contra el cauce ni contra la biodiversidad del río”. Gómez ha instado a que el Ministerio de Transición Ecológica modifique antes de final de año el plan hidrológico de la cuenca” al mismo tiempo que ha anunciado que “esta comunidad no se detendrá en sus reivindicaciones a través de cortes en la carretera de Lucena a Puente Genil o incluso planteando una huelga de hambre”.