Técnicos del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) proponen pasar del monocultivo de cereal tradicional en la Campiña Sur a la diversificación de cultivos que aporten valor añadido, como quinoa, espelta, colza o cártamo.

Estos investigadores, junto a técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, se reunieron la semana pasada en una jornada informativa con un centenar de agricultores, técnicos y empresas de la Campiña Sur, ha informado la Junta de Extremadura en un comunicado.

El objetivo era abordar posibles soluciones ante la baja rentabilidad del cultivo de cereal en esta zona, debido, entre otros motivos, a la caída de los precios en los últimos años.

La propuesta es introducir mejoras en los cultivos tradicionales unido con una diversificación de variedades

En esta jornada, celebrada en Llerena, se presentaron trabajos realizados por Cicytex sobre nuevas variedades de cereales con mejor rendimiento; cultivos nutricionales (quinoa, espelta y tritordeum); ensayos con leguminosas; cultivos leñosos como la higuera y el olivar; y cultivos oleaginosos como la colza y el cártamo, ya que son alternativas que pueden servir para iniciar un cambio en la agricultura de la Campiña Sur.

Los investigadores propusieron, entre otras medidas, la introducción de mejoras en los cultivos tradicionales para incrementar su rendimiento, utilizando nuevas variedades más productivas de trigo duro y blando, cebada, avena y triticale, o la producción de heno o silo para alimentación animal, con variedades forrajeras.

Esta mejora en los cultivos tradicionales debe ir acompañada de una diversificación de cultivos, que se adapten a las condiciones de clima y suelo de la Campiña Sur, por lo que se dieron a conocer los ensayos que se realizan en la Finca La Orden, Llerena y Llanos de Olivenza sobre quinoa, espelta y tritordeum ante la demanda creciente de alimentos con alto valor nutricional, que suelen ir asociados a sistemas de producción de calidad.

En cuanto al cultivo de leguminosas (garbanzos, altramuz, entre otros) también presente en la Campiña Sur, se abordó la efectividad de distintos tratamientos con herbicidas en leguminosas.

Asimismo, se expuso un proyecto que recientemente se ha aprobado en Cicytex sobre nuevas estrategias alimentarias y de manejo para la sostenibilidad de las explotaciones del cerdo ibérico, en el que se pretende la incorporación de leguminosas, como el atramuz, en la dieta del animal en el periodo de pre-montanera en sustitución de la soja, producto de importación.

Por otra parte, investigadores del Departamento de Hortofruticultura de este centro explicaron sus estudios sobre cultivos leñosos, en concreto sobre la higuera, el olivar.

En la jornada, también se insistió en la importancia de la rotación de cultivos, no sólo porque implica un crecimiento en la producción de cereal sino porque contribuye a romper el ciclo de plagas y enfermedades que afectan al cereal en la Campiña Sur.

En ese sentido, se planteó que una alternativa en la rotación, son los cultivos oleaginosos como la colza y el cártamo.

También se puso de relieve en el encuentro de Llerena que la baja pluviometría de la Campiña Sur es idónea para la agricultura ecológica, frente a otras zonas del centro de Europa en las que no es posible por la climatología.