Tras la publicación del Real Decreto 448/2020 de 10 de marzo por el que se regula las inscripciones y comercialización de maquinaria en España en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola (ROMA) y donde se recoge que se prohíbe el cambio de titularidad, salvo por herencia, de tractores de más de 40 años y tractores y las máquinas automotrices procedentes de otros países, que no tengan estructura de protección homologada, desde la Unión de Extremadura ha solicitado un Plan Renove específico dotado de presupuesto suficiente para achatarrar la maquinaria vieja e insegura y dotar al campo de maquinaria más eficiente.

Para la organización agraria, el Gobierno p»arece desconocer la situación en la que se encuentra el parque de maquinaria de este país y más en concreto en Extremadura, ya que si se aplica a rajatabla el mismo tendremos serios problemas los próximos días para poder realizar las labores agrarias debido a las normas aprobada en el mismo. Nos parce muy bien que en base a la seguridad de los que manipulan la maquinaria, se establezcan unas condiciones mínimas de seguridad, pero no es justificable que tras más de 10 años en los que no ha habido ayudas para compra de maquinaria en Extremadura, al haber discriminado la administración estas inversiones, nos vengan ahora con restricciones que harán prácticamente inasumible el cumplimiento del Real Decreto enunciado».

En España hay más de 6.000 tractores con más de 40 años (casi un tercio de todo el parque nacional), de los cuales  enExtremadura hay en la actualidad 416 tractores que no se van a poder hacer transacciones con los mismos y 854 tractores que van a entrar en esa edad en los próximos años, «o sea que el 58% de los tractores de Extremadura van a quedar bloqueados debido a las condiciones que exige el Real Decreto».

Más del 50% de las gradas para las labores agrarias no van a poder salir a la carretera ya que no es posible su registro, según exige esta norma, al no estar homologadas, (no hacía falta esta homologación cuando se comercializaron), señala la organización agraria.

«Si el Ministerio de Agricultura de verdad tuviese inquietudes para velar por la seguridad de los agricultores habría acompañado al presente Real Decreto, unas normas de ayudas para la modernización del parque de maquinaria, un Plan Renove específico dotado de presupuesto suficiente para achatarrar la maquinaria vieja e insegura y dotar al campo de maquinaria más eficiente».

Por eso, la Unión Extremadura exige a la Consejería de Agricultura la publicación de manera inmediata de una convocatoria de Planes de Mejoras de Explotaciones Agrarias «para que los profesionales que tengan que achatarrar la maquinaria porque no es posible su registro según especifica dicho Real Decreto, puedan adquirir maquinaria nueva con ayudas públicas».