UPA-UCE ha mostrado su inquietud ante la noticia de que Imperial Tobacco en España (Altadis) haya decidido rebajar sus niveles de compra de tabaco extremeño en verde para este año. En concreto, adquirirá 8.500 toneladas, frente a las 10.000 toneladas de la anterior campaña: “El hecho de que Altadis, el primer comprador de hoja en la región haya disminuido un 15% su compra esta campaña es un jarro de agua fría inesperado que sin duda va a tener un gran impacto para la comunidad tabaquera extremeña, de la que dependen 20.000 familias”, señala Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE.

En este sentido, UPA-UCE recuerda en que la contratación de Imperial ha caído un 10% desde 2014 a 2016, lo que supone una reducción total del 25% en los últimos tres años.

Reclaman que la nueva PAC reconozca otra vez al tabaco tras perder la ayuda acoplada y reducirse un 25% la agroambiental

La decisión de Altadis de reducir drásticamente los volúmenes de compra no sólo deja una gran incertidumbre para la campaña del tabaco extremeño en curso sino que también pone en riesgo la sostenibilidad del cultivo de tabaco en la región, muy perjudicado por los bajos precios y la reducción de los apoyos europeos.

En referencia a esto, Huertas recuerda que con la actual PAC los tabaqueros han visto desaparecer la ayuda acoplada, han perdido más del 20% del valor del anterior pago único y la ayuda agroambiental se ha reducido en un 25%, pasando de 850 €/ha a 600€/ha. Por ello reclama que en la negociación de la nueva PAC el tabaco sea un cultivo estratégico para España con el objetivo de que pueda recuperar el nivel de ayudas anterior.

Con respecto los precios, Huertas denuncia la congelación de “unos precios ruinosos” que para esta campaña se sitúan en torno a los 2,25 €/kg de virginia. En este sentido, desde la organización profesional agraria señalan que los costes de producción se sitúan alrededor de los 2,50 €/kg, por lo que estos precios hacen que Extremadura se sitúe a la cola del resto de productores de los países europeos: por ejemplo, los cultivadores italianos perciben 2,70 €/kg y los franceses 3 €/kg. Por ello, desde UPA reclaman un incremento de precios para esta campaña, que no debería ser inferior al 10%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here