Alrededor de un centenar de socias de la Asociación de Mujeres y Familias de Ámbito Rural de la Provincia de Alicante (AMFAR Alicante) se ha reunido en Villajoyosa en una jornada sobre «Autoestima y empoderamiento de la mujer», a cargo de Maite Muñío, psicoterapeuta familiar, con el objetivo de analizar el rol que tiene la mujer en la toma de decisiones en el trabajo, en este caso, en el ámbito de la agricultura. Al acto han acudido el presidente de ASAJA Elche, Pedro Valero, y la presidenta de AMFAR Alicante, Tere Antón.

Antes de la jornada, alrededor de cien socias de AMFAR han visitado la fábrica de Chocolates Pérez en Villajoyosa, donde trabajan algunas de ellas, y a continuación han asistido a la charla de Muñío.

Empoderar es un término acuñado en la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekin) en 1995 para referirse al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder trabajando con las mujeres en la toma de conciencia del poder que albergan en su interior para generar cambios y recuperar su propio espacio en la sociedad.

«No cabe duda de que hemos avanzado mucho hacia la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Aun así, sigue habiendo desigualdad entre hombres y mujeres tanto a nivel salarial como en puestos de poder y en el cuidado de la casa, hijos y personas dependientes. Esta situación repercute en la imagen que la mujer tiene en sí misma y, por consiguiente, en su empoderamiento», ha explicado la experta.

«Si queremos crear unas economías más fuertes, lograr los objetivos de desarrollo y sostenibilidad y mejorar la calidad de vida de las mujeres, las familias y las comunidades, es fundamental empoderar a las mujeres para que participen plenamente en la vida económica, en todos sus sectores», ha añadido.

Las mujeres que han participado en esta jornada, además de intercambiar opiniones y estar en contacto, han reflexionado acerca de la situación y la problemática en la que se encuentran las mujeres que viven y desarrollan su actividad en el medio rural, en el que influyen las relaciones de género desde antaño.