La organización agraria ASAJA Salamanca ha dado la voz de alarma este lunes, 14 de noviembre, por un nuevo ataque de lobo sucedido el viernes, 11, que se ha saldado con la vida de un ternero de 1 mes en una explotación de limusín en el término municipal de Santiz. Además, los ganaderos de la zona, frontera de Salamanca con Zamora, afirman que han visto lobos por la comarca, y que, según les han confirmado agentes medioambientales, “hay tres zonas próximas de cría”.

El afectado, Manuel Ángel Rodríguez, explica que, la tarde del jueves, 10 de noviembre, “los perros de la explotación ya estaban nerviosos”. “Pensamos que sería porque estuvimos moviendo marranos, pero, no. Al día siguiente, el viernes, fuimos a echar de comer a las vacas y nos encontramos con el ternero muerto”. El ganadero llamó a los agentes y confirmaron que, efectivamente, se trataba de un ataque de lobo.

“Más que el dinero que podamos perder, es el valor del trabajo, las mejoras genéticas, las madres nuevas… es decir, la inversión que hacemos para que luego pasen estas cosas”, lamenta Rodríguez, quien asegura que ha estado esperando “tres años para que la vaca pudiera parir”. “Es una novilla y era su primer parto; ahora, tenemos que esperar otro año más, mientras tanto la producción se para”.

Por este motivo, desde ASAJA Salamanca se va a interpelar a la Junta de Castilla y León para que ponga las medidas necesarias para frenar estos ataques que dejan indefensos a los ganaderos, cuyas explotaciones no pueden soportar más gastos y dejar de producir en los tiempos que corren, con los precios de los insumos disparados. Además, la OPA anima a todos los ganaderos de la provincia pero tasmbién de la frontera de Salamanza con Zamora a comunicar estos hechos, tanto de lobos como de cualquier animal salvaje, «para que la Junta tome cartas en el asunto de una vez por todas».