La Alianza por una Agricultura Sostenible ha reclamado que se realice un estudio de impacto en la Unión Europea (UE) sobre el Pacto Verde Europeo, dadas las «exigencias y limitaciones» que contiene.

La anterior Junta Directiva de la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS) se ha renovado por dos años según ha aprobado la 1ª Asamblea General Ordinaria, celebrada el pasado 24 de marzo. Como resultado, Pedro Gallardo Barrena prosigue en el cargo de presidente de la Alianza, lo mismo que en la vicepresidencia permanecen Juan Ignacio Antonio Senovilla y José María Pozancos Gómez-Escolar. Esta decisión refrenda la continuidad del Plan de Acción de ALAS para el  próximo bienio en el impulso de los modelos de agricultura sostenible productiva en su triple perspectiva económica, social y medioambiental.

Durante la celebración de la Asamblea, los miembros de ALAS han tenido la oportunidad de debatir en relación a los principales retos a los que se enfrenta el sector productor. El principal desafío que se ha subrayado se centra en las limitaciones a los modelos de producción agrícola y ganadera derivados del Pacto Verde Europeo y en concreto, de las Estrategias “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030”.

ABSOLUTA NECESIDAD DE UN ESTUDIO DE IMPACTO SOBRE EL PACTO VERDE EUROPEO

En este sentido, han reiterado la absoluta necesidad de contar con un estudio de impacto holístico a nivel de la UE que mida el efecto acumulativo de los objetivos establecidos por las dos Estrategias, contando con los costes de acción e inacción a medio y largo plazo. Sin ese estudio de impacto sobre el Pacto Verde Europeo no se podrá saber los efectos no deseados o las externalidades que podrían tener cada uno de los objetivos, según la Alianza.

ALAS recuerda que para la elaboración de una propuesta legislativa sí es preceptivo realizar un estudio de impacto. En la actualidad, a nivel europeo se insiste en que estos objetivos no son vinculantes y por tanto, no deberían imponerse y a nuestro juicio, menos aún sin disponer de un estudio de impacto que contemple la repercusión que el efecto combinado de estos objetivos podría tener.

El Comisario de Agricultura europeo, Janusz Wojciechowski, recientemente indicó que los servicios de la Comisión Europea estaban realizando dicho análisis, pero que este tipo de evaluación era muy complicado de realizar. ALAS solicita a la Comisión que tan pronto se disponga de resultados de ese estudio preliminar, se hagan públicos, de manera que el sector productor pueda conocer lo antes posible sus potenciales impactos y consecuencias.

ALAS está integrada por las Organizaciones Profesionales Agrarias de ámbito nacional y general ASAJA, UPA y COAG, Cooperativas Agro-alimentarias de España, la Federación Española de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX) y la Asociación Española de Agricultura de Conservación/Suelos Vivos (AEAC.SV).