La estación fitopatológica de Areeiro ha detectado las primeras manchas de mildiu, una de las enfermedades más graves de las que afectan a los cultivos vitivinícolas, en viñedos de la provincia de Pontevedra, lo que ha provocado la alarma y un llamamiento a tomar medidas urgentes para evitar su propagación.

Según ha informado este organismo científico dependiente de la Diputación de Pontevedra, la aparición de este mildiu se ha advertido en plantaciones de Cambados y Ribadumia, así como en viñas propias que Areeiro utiliza para realizar tareas de seguimiento.

Los técnicos aconsejan a los viticultores afectados que comiencen a aplicar el tratamiento contra esta enfermedad

Los técnicos aconsejan a los viticultores afectados que comiencen a aplicar el tratamiento contra esta enfermedad «cuanto antes», sobre todo «si no es posible revisar el viñedo», ya que la lluvias que se anuncian para la próxima semana «pueden agravar la situación».

Además, también recomiendan controlar la vegetación que rodea a los viñedos, ya que la aireación de la planta es «fundamental» y emplear en el tratamiento un volumen de caldo bajo «para no perder eficacia en la intervención».

Con respecto a otros problemas que afectan a la vid, Areeiro destaca que es «buen momento» para instalar las tramas de feromonas para el seguimiento de las población de las polillas de racimo, por lo menos en aquellas parcelas donde el viñedo esté más maduro.

Lo mismo ocurre, señalan desde el organismo, con los manzanos, especialmente si las plantas ya están en floración o iniciando el desarrollo del fruto; o con los cerezos, a la hora de instalar tramas para atrapar las diferentes moscas que les pueden afectar.