El presidente de Aira, José Manuel López Tellado, se ha mostrado partidario de «trabajar» y de ir dando pasos hacia la fusión con la otra gran cooperativa láctea gallega, CLUN, pero recordó que el proceso de integración tiene que llevarse a cabo «sin prisa, pero sin pausa».

En declaraciones a EFE, explicó que la fusión de las cooperativas Aira (Taboada), Agris (Palas de Rei), Coelplan (de Becerreá), Cogasar (Sarria) e Icos (de Chantada), que funcionan desde el 1 de enero de este mismo año como una única entidad, se está desarrollando «con normalidad», con «algunas dificultades» propias «de los primeros pasos».

En ese sentido, aseguró que la fusión de Aira y CLUN, que contaría con el visto bueno por parte de la Xunta de Galicia, «es posible».

«Los proyectos hay que asentarlos y ponerlos a funcionar, de modo que hay que trabajar sin prisa, pero sin pausa»

De hecho, opina que «los procesos de integración tienen que continuar para formar un grupo lácteo» gallego que contribuya a solventar, al menos en parte, alguno de los problemas que todavía padece el sector en Galicia. «Nos tenemos que seguir fortaleciendo», añadió, «y seguir trabajando en la integración».

En todo caso, también quiso dejar claro que ese tipo de procesos no pueden ser completados «de un día para otro», porque «los proyectos hay que asentarlos y ponerlos a funcionar», de modo que «hay que trabajar sin prisa, pero sin pausa», a la vez que recordaba los pasos que dio la propia CLUN en su constitución.

Aira está integrada por 2.574 productores, con una cifra de negocio que ronda los 90 millones de euros, gracias a la producción de 300 millones de litros de leche al año y una 200.000 toneladas de pienso.