El comisario europeo del Mercado Interior, el francés Thierry Breton, condenó este lunes los ataques a los  camiones españoles durante los bloqueos que llevaron a cabo los agricultores franceses durante las protestas de las dos pasadas semanas, y dijo que eso «es inaceptable, inadmisible».

Al ser preguntado en una entrevista en el canal BFMTV por esas acciones, que dieron lugar al saqueo o al incendio de algunos cargamentos, sobre todo de frutas y hortalizas y de vino, Breton las condenó, aunque explicó que es legítimo que los agricultores planteen sus reivindicaciones.

Pero insistió en que «se tiene que garantizar la libre circulación» y además «la ley tiene que castigar los ataques a los  camiones españoles y de otros países».

La Comisión Europea ya había pedido explicaciones al Gobierno francés por los bloqueos y los ataques que sufrían los transportistas españoles con las protestas de los agricultores y había advertido de que tomaría medidas si lo consideraba necesario.

DEFIENDEN LA IDEA DE UNA LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA EUROPEA PARA QUE SE CUBRAN LOS COSTES

Por otro lado, el responsable europeo del Mercado Interior mostró su apoyo a la idea del presidente francés, Emmanuel Macron, para poner en marcha una fuerza europea de control de las negociaciones comerciales de las centrales de compra.

El presidente galo acusa a esas centrales de «puentear» desde países vecinos la ley francesa Egalim (similar a la Ley de la Cadena Alimentaria española) que garantiza a los agricultores franceses unos precios que cubran sus costos.

Breton afirmó que suscribe «totalmente» esa idea para que «no haya distorsiones de competencia» y para garantizar «un tratamiento idéntico».

Según varios miembros del Gobierno Macron, los grandes grupos de distribución han establecido las centrales de compra fuera de Francia (las hay en España, en Bélgica o en Países Bajos) para exonerarse de las reglas que fija Egalim.

Por eso, una de las medidas anunciadas en respuesta a las protestas de los agricultores franceses es extender su control a los contratos establecidos por esas centrales de compra.

El problema es que en el pasado la central de compras Eurelec, sociedad de derecho belga, ganó en diciembre de 2022 ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea un recurso contra una multa que le había impuesto Francia por incumplir su legislación, ya que estimó que las jurisdicciones francesas no eran competentes.

Para Breton, eso prueba que hay que adaptar la legislación europea y crear «una verdadera ley europea». Y añadió que desde el puesto que ocupa en la Comisión Europea tiene intención de «luchar para ir en esa dirección».