Agroseguro ha reconocido que efectivamente descuenta de las indemnizaciones a los ceralistas el coste de la siega en aquellas parcelas en las que no se va a cosechar, aunque rebaja a 1,5 millones está cantidad y no a 20, como ha denunciado UPA, a la vez que asegura que enla denuncia de esta organización hay afirmaciones absolutamente alejadas de la realidad, por lo que ha hecho pública una nota en la que realiza algunas precisiones.

Así, señalan que en lo que se refiere al descuento en concepto de gastos de recolección no incurridos –que se aplica únicamente en determinados supuestos–, y asegura que ni la póliza, ni la tasación de los peritos recogen este descuento, por lo que Agroseguro estaría incurriendo en un “engaño a los asegurados”. Pues bien, «este descuento sí se encuentra en las Condiciones Especiales del seguro, y lleva contemplado en las mismas desde 1992, es decir, desde hace 25 años, con pleno conocimiento de los grupos de trabajo que anualmente, y con participación de los representantes sectoriales (incluida UPA), revisan los términos de las coberturas del seguro agrario, habiéndose aplicado en multitud de ocasiones sin mayor incidencia».

De igual forma, incide la empresa en que «se admite de forma generalizada que la indemnización en estos casos extremos contemple el quebranto neto, máxime considerando que los precios a efectos del seguro no descuentan el efecto de esos gastos, lo que es lógico, pues ni el ahorro de estos gastos se produce en todos los siniestros ni su efecto es proporcional. Como es lógico, la cláusula que prevé este descuento tiene su reflejo en una reducción de la prima del seguro. Por lo tanto, el descuento no representa “expolio” alguno».

Sobre la cantidad denunciada, Agroseguro manifiesta que los daños tasados en una superficie de más de 400.000 ha, y el importe exacto de las deducciones efectuadas por este concepto asciende a 1,5 millones de euros».

Finalmente, desde Agroseguro se indica que «no solo entendemos, sino que además compartimos, que los representantes sectoriales deben defender los intereses de los agricultores y ganaderos, y nuestra posición es y será siempre de total colaboración, pues esos intereses son también los de nuestros propios clientes, pero creemos que estas manifestaciones están fuera de lugar, pues no responden en absoluto a la realidad».