Las tormentas de pedrisco de principios de este mes han dejado daños en 80.000 hectáreas de cultivos herbáceos aseguradas de más de 30 provincias españolas, y han afectado especialmente a Burgos, Valladolid, Ávila, Zaragoza, Teruel y Albacete, según ha informado este miércoles el consorcio Agroseguro, que de forma paralela recuerda que el día 15 de junio finaliza el plazo para asegurar la cosecha de cereales de invierno frente al pedrisco.

La Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) ha difundido, en un comunicado, los datos de cultivos afectados por el granizo de la semana pasada, entre los cuales destacan las pérdidas en el centro peninsular y en la ribera del Ebro, afectando a 30 provincias.

Agroseguro ha recordado a los productores de herbáceos (cereal de invierno, leguminosas y oleaginosas) que el plazo para proteger su cosecha con el seguro frente al pedrisco termina el próximo 15 de junio, excepto en Andalucía y Canarias, cuyo período ya finalizó.

También hasta esa fecha se pueden asegurar esos mismos cultivos, en regadío, así como los módulos complementarios de las pólizas suscritas en otoño de 2020.

La finalización del periodo de suscripción resulta «especialmente importante» ante la inestabilidad meteorológica que ha sufrido la Península, de acuerdo con Agroseguro.

En la campaña anterior se suscribieron en España casi 140.000 pólizas de cultivos herbáceos extensivos, que dieron cobertura a una producción superior a los 20 millones de toneladas.

Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha fueron las comunidades autónomas con mayor volumen de contratación, con casi el 60% del total de la producción asegurada.

La suma de los tres últimos ejercicios supera los 264 millones de euros en indemnizaciones para los productores de herbáceos asegurados.

Hasta hace pocos días, el riesgo de sequía era la principal preocupación de los cerealistas, tras un inicio de la primavera seco en importantes zonas productoras, ha detallado Agroseguro.

Pero las sucesivas tormentas de los últimos días han añadido inquietud entre el sector, tras sufrir repetidamente los efectos destructivos del pedrisco, según la misma fuente.