Durante la presente campaña, la producción de uva de vino de La Rioja, Navarra y Álava se ha visto afectada por las heladas tardías que se registraron en los primeros días del mes de mayo y por intensas y reiteradas tormentas de pedrisco. Destaca especialmente la última, caída el pasado 26 de agosto, que afectó a 2.500 hectáreas aseguradas de este cultivo en la comarca de Rioja Alta.

En total, ambos riesgos han dañado en dicho ámbito geográfico a una superficie de cerca de 17.200 hectáreas aseguradas de uva de vino repartidas entre casi 30.000 parcelas. La Rioja es la comunidad que más superficie asegurada afectada acumula, con casi 9.300 hectáreas, seguida de Navarra, con cerca de 4.800 hectáreas y de la provincia de Álava, que cuenta con 3.200.

El pasado lunes 2 de septiembre, 41 peritos comenzaron con las labores de tasación definitiva de los daños, que se prevén concluir el 20 de septiembre, según las rpevisionesde Agroseguro.

Cabe recordar que Agroseguro, cumpliendo con el compromiso adquirido con los agricultores afectados por las fuertes tormentas de pedrisco del mes de julio que dañaron al viñedo, ha pagado en el pasado mes de agosto indemnizaciones por valor de 1,35 millones de euros a aquellos asegurados cuyas parcelas tuvieron una afección superior al 80%.

Estas tormentas causaron daños importantes en La Rioja, la comunidad autónoma más afectada, así como en diferentes comarcas de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here