Transcurridos los tres primeros meses del ejercicio 2017, Agroseguro ya ha abonado 115,72 millones de euros en indemnizaciones a agricultores y ganaderos con seguro agrario. Esta cantidad corresponde a los siniestros ocurridos en los últimos meses de 2016 y primeros meses de 2017.

Las producciones de cítricos son las que más indemnización han recibido, con 38,75 millones de euros, lo que supone más de una tercera parte de lo pagado hasta ahora.

Pagos en indemnizaciones por líneas de seguros – enero-marzo 2017

(millones de euros) 

Líneas de seguros Indemnización
Cítricos 38,75
Hortalizas 9,61
Uva de mesa 6,61
Olivar 5,78
Caqui y otros frutales 3,74
Frutales 0,74
Resto agrícolas 0,83
Acuicultura 0,60
Pérdida de pastos 11,46
Seguros pecuarios 15,71
Retirada y destrucción de animales muertos en la explotación 21,91
Total 115,72

También son importantes las cantidades destinadas al conjunto de las líneas de seguro de cultivos de hortalizas, uva de mesa y olivar. Estas cuatro producciones acumulan más de la mitad del volumen de indemnizaciones pagadas.

Respecto a los seguros pecuarios, destacan los 15,71 millones de euros del conjunto de los seguros de ganado, o los 11,46 millones del seguro de compensación por pérdida de pastos.

En lo que llevamos de 2017, ya se han producido diversos fenómenos climáticos muy perjudiciales para los cultivos. Hay que destacar la ola de frío experimentada en el primer mes del año que ha provocado siniestros por helada correspondientes a más de 16.200 hectáreas de cultivo (almendro, hortalizas y uva de vino son las producciones más afectadas por este riesgo). También fue importante la borrasca mediterránea ocurrida en el mes de enero, así como los diferentes episodios de viento intenso que se produjeron tanto en el litoral mediterráneo como en las Islas Canarias.

El viento ha provocado daños en 23.250 hectáreas de cultivo. Entre las producciones más afectadas, las de cítricos, plátano, hortalizas y almendros. Además, este año también se han registrado importantes temporales marítimos que han afectado a varias granjas de acuicultura marina. En total, la adversa climatología de los primeros tres meses del año ha generado partes de siniestro que corresponden a cerca de 100.000 hectáreas de cultivos asegurados.