La guerra de Ucrania ha puesto los fertilizantes en el foco del gran público tras aumentar su precio entre un 90% y un 100% en dos años. Este incremento es uno de los factores detrás de la espectacular subida del costo de la alimentación. No obstante, el uso de los fertilizantes puede, y debe reducirse en pro de la sostenibilidad económica y ambiental del sector agrario. Según ha cuantificado el secretario general de Agricultura y Alimentación del Gobierno de España, Fernando Miranda, “En nuestro país existe un exceso de entre 800 y 900 mil toneladas de fertilización nitrogenada cada año”.

Así lo ha manifestado el secretario general en el Instituto Superior de Agronomia de Lisboa (ISA) durante la jornada final de AgroGreen-SUDOE. Se trata éste de un proyecto de cooperación internacional que durante casi tres años ha implicado a cerca de treinta entidades de España, Francia y Portugal con un ambicioso objetivo: mejorar la sostenibilidad del sector agrario optimizando el uso de fertilizantes y de agua. Un macroesfuerzo que Fernando Miranda ha alabado desde el atril por proporcionar herramientas tangibles a los productores y dar soluciones a problemas reales de toda la sociedad.

Tras la inauguración a cargo de Fernando Miranda y del presidente del Conselho de Gestão del ISA, António Guerreiro de Brito, el coordinador del proyecto, el investigador del CEIGRAM-UPM, Alberto Sanz Cobeña, ha resumido el trabajo de estos años. Sanz ha destacado la dificultad de realizar el proyecto una vez desatada la pandemia de la Covid-19 y ha aportado una reflexión sobre la evolución personal del equipo a lo largo de estos años: “Nos ha mostrado la necesidad de avanzar en políticas que faciliten la conciliación familiar […] Quienes más complicado lo tienen en este sentido siguen siendo las mujeres, que todavía dedican más tiempo en el ámbito de los cuidados”.

Y es que AgroGreen-SUDOE ha sido desarrollado con un enfoque de género, tal y como ha plasmado una de las mesas redondas en las que agricultoras de los tres países ha debatido sobre la necesidad de mayor representación y participación en la toma de decisiones de las mujeres para lograr sistemas agrarios más sostenibles. Representando a España, la viticultora extremeña Catalina García Reyes, presidenta de la organización de mujeres rurales Fademur Extremadura, ha señalado la necesidad de cuotas para mujeres “hasta que no haya llegado la igualdad real a las entidades que, como las cooperativas, mueven el medio rural”.

En sucesivas mesas de debate y ponencias, además de conocer en profundidad el contexto de la agricultura y sostenibilidad en el suroeste europeo, también se han acercado las posiciones de agricultores, consumidores e investigadores.

Tal y como ha recordado Cláudia Marques-dos-Santos, del ISA, “El concepto de sostenibilidad nació en 1987 y ha estado demasiado tiempo olvidado”. Susana Correia, de la asociación de consumidores DECO, ha indicado al conocimiento que hoy ya existe sobre esta cuestión e incluso a la sensibilidad hacia las producciones sostenibles: “El 57% de los consumidores (portugueses) nos dice que ya hacen caso de los rótulos que reflejan prácticas más sostenibles”. Una buena noticia en un país que este mismo mes anunciaba la creación de un sello identificador de precios justos para los productores.

Sin embargo, Javier Alejandre, de UPA, ha reflexionado sobre esto: “El consumidor aboga en su lenguaje por la sostenibilidad, la cercanía, la calidad y la salud a la hora de hacer la compra, pero a la hora de la verdad opta por el precio”. En opinión de la organización, la responsabilidad no ha de recaer en los consumidores, es más eficaz poner coto legal a prácticas abusivas en la cadena.

CALCULADORA DE NUTRIENTES PARA AGRICULTORES

Uno de los hitos de AgroGreen-SUDOE ha sido la creación de la primera calculadora de nutrientes gratuita que ya está disponible en la web agrogreensudoe.org y que servirá a agricultores españoles, franceses y portugueses a optimizar el uso de fertilizantes en sus cultivos.

David Erice, técnico de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, es uno de los responsables últimos de esta nueva herramienta y ha sido el encargado de presentarla en público. “Su vida empieza ahora”, ha sentenciado indicando que la calculadora irá aumentando los datos y posibilidades y, por tanto, mejorando sus beneficios para los varios millones de agricultores que operan en los tres países.

La herramienta presentada por UPA ayuda al agricultor a seleccionar, dependiendo de sus necesidades, los mejores tipos de abonos, o combinaciones de ellos, además de las cantidades precisas de los mismos. Esto repercute directamente en la rentabilidad de las explotaciones puesto que los fertilizantes suponen entre el 35 y el 40% de los costes totales en cultivos de secano en España y entre el 25 y el 30% en cultivos de regadío.

Además de las razones económicas, disminuir el uso de este insumo es crucial para reducir el impacto ambiental de la agricultura. Esto no es una novedad para los profesionales del campo, quienes han venido intentado mejorar su uso guiados por la normativa. De hecho, son muy recientes aquellas que han tratado esta cuestión, como la normativa de nitratos o la última PAC.

Accede aquí a la calculadora de nutrientes y fertilizantes https://agrogreensudoe.org/calculadora/

HERRAMIENTA PARA TODOS LOS PÚBLICOS: VISOR DE IMPACTOS

Por último, el investigador Alberto Sanz volvió al escenario para explicar, esta vez, otra herramienta gestada dentro del proyecto AgroGreen-SUDOE, el visor de impactos agroambientales ligados a diferentes escenarios de manejo agrícola en las cuencas hidrográficas de los tres países.

La información del visor es exhaustiva y baja al detalle, incluso a nivel provincial. Sus responsables se han servido de la técnica de storytelling para facilitar la divulgación de este conocimiento y sensibilizar a todos los públicos de los necesarios esfuerzos en controlar los fertilizantes, así como los recursos hídricos. Así como la calculadora de nutrientes y fertilizantes, el visor también está disponibles en la web agrogreensudoe.org.