El subsecretario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Jaime Haddad, ha afirmado este martes que la partida asignada a su Departamento en los presupuestos de 2018 es «suficiente» y «equilibrada», con una subida anual del 1,78 %.

Haddad ha comparecido en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso para presentar las dotaciones para su Ministerio, dentro del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El proyecto de PGE asigna un total consolidado de 9.649 millones de euros (+1,78 %), «en la línea del crecimiento económico nacional», según el subsecretario, quien ha defendido su «suficiencia» para necesidades actuales y futuras.

Los grupos de la oposición han calificado los presupuestos del Ministerio de «insuficientes», excepto Ciudadanos, que los ha celebrado.

El PGE destina 7.511 millones para las políticas de «Agricultura, Pesca y Alimentación»(+1,3 %); un 91 % procede de la Unión Europea (UE).

Haddad ha detallado que la dotación para infraestructuras del Ministerio se incrementa un 3,5 % hasta 1.617,7 millones, lo que engloba políticas de agua, ordenación de recursos hídricos, medio ambiente y costas.

pp: el incremento presupuestario del Ministerio reflejarÍA «la superación de la crisis»

Las subvenciones a la producción y al mercado agrario con aportaciones financieras de la UE ascenderán a 5.800 millones de euros. Asimismo, el Ministerio dispondrá de 1.234 millones para el desarrollo rural (+1,7 %).

Para prevención de riesgos, el proyecto de PGE fija 216 millones de euros en 2018, 211 millones para el Plan de Seguros Agrarios, lo que significa mantener la partida de 2017.

PSOE: el Ministerio es un «mero gestor político de fondos europeos»

Frente a las críticas de la oposición por no subir esta partida, el subsecretario ha respondido que el porcentaje de subvención es alto y que, mientras la Administración General del Estado ha estado aportando un 30 % al sistema, aún queda «mucho margen» para que las autonomías contribuyan más, pues algunas «aportaron cero».

Javier Calvente (PP) ha valorado el incremento presupuestario del Ministerio por reflejar «la superación de la crisis» y ha detallado ejemplos de subidas: en política agrícola (+1,3 %); regadíos (+3,58 % hasta 59 millones) y pesca (+ 3,29 %, hasta 62 millones).

Sin embargo, Pepa González Bayo (PSOE) ha manifestado que los presupuestos «no responden a la realidad del sector», pues el Ministerio es un «mero gestor político de fondos europeos».

compromís: los segundos presupuestos agrícolas «más bajos» de la década

El portavoz de Agricultura de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Antón Gómez-Reino, ha afirmado que los presupuestos del Ministerio son un 9,4 % inferiores a los de 2012 y ha criticado la «inexistencia» de una política agraria nacional, porque la subida de este año «no es un mérito del Gobierno», sino de la UE.

Desde el Grupo Mixto, Enric Bataller (Compromís) ha señalado que son los segundos presupuestos agrícolas «más bajos» de la década.

Por el contrario, el portavoz de Agricultura de Ciudadanos, Miguel Ángel Garaulet, ha manifestado que los PGE son «solidarios, justos, devuelven a la función pública el esfuerzo realizado y, además, apoyan a los jóvenes».

Xavier Eritja (ERC) ha afirmado que la agricultura «está perdiendo peso» y que no hay «voluntad» para actuar frente a la competitividad de las pymes o la despoblación.