La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos COAG de Andalucía ha pedido la inmediata publicación de la orden de reducción de módulos, «ya que a la fecha en la que estamos, y habiéndose iniciado la campaña de la declaración de la renta el pasado 7 de abril, los agricultores y ganaderos siguen sin saber cómo quedarán los índices de rendimiento neto y sin poder, por tanto, hacer frente a sus obligaciones ante Hacienda».

Esta organización recuerda que el propio ministro de Agricultura, Luis Planas, anunció en enero, en el Comité Asesor Agrario, que todos los agricultores y ganaderos españoles podrán beneficiarse de una reducción del 20% como gasto de difícil justificación en el sistema de módulos del IRPF en el ejercicio 2020, como consecuencia del perjuicio causado por la pandemia a la agricultura y ganadería española, especialmente en cultivos como el de la flor cortada o la ganadería vinculada al canal Horeca, así como por los graves daños producidos por fenómenos meteorológicos, plagas y enfermedades, que han supuesto un incremento de costes y pérdidas de producción muy importantes.

EL PROBLEMA RADICA EN QUE EL SECTOR AGRARIO AÚN DESCONOCE LOS ÍNDICES DE RENDIMIENTO NETO QUE SE APLICARÁN Y LOS PLAZOS PARA LA DECLARACIÓN DE LA RENTA CORREN

El Gobierno destacó que la medida beneficiará a todos los agricultores y ganaderos con una reducción de la base imponible que tendrá un impacto positivo de 600 millones de euros. Así se recogió en el Real Decreto-ley 35/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio, especialmente afectado por la actual situación de emergencia sanitaria, que, en su artículo nueve fijaba una reducción del rendimiento neto de la actividad que beneficia a los productores del sector primario.

Asimismo, el pasado 8 de abril, Planas anunciaba otra rebaja de los módulos del IRPF correspondiente al ejercicio 2020 para el sector primario que, junto con la aprobada enero, supondrá una reducción de la base imponible para el sector primario que tendrá un impacto positivo de 600 millones (anuncio de enero) y de  400 millones (anuncio del 8 de abril), lo que en total suma una rebaja fiscal en torno a mil millones de euros.

Estas ayudas han sido aplaudidas por el sector por ser muy necesarias en estos momentos pero, a 22 de abril, el Boletín Oficial del Estado –BOE-, aún no ha publicado la orden con las reducciones fiscales para el sector agrario afectado negativamente por la pandemia de COVID, así como dañado por las incidencias meteorológicas sucedidas en el pasado año. El sector agrario aún desconoce los índices de rendimiento neto que se aplicarán y los plazos corren.

Por su parte, al ser un problema nacional, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) también ha urgido al ejecutivo central, especialmente a los departamentos de Agricultura y de Hacienda, a concretar esta reducción fiscal cuanto antes a fin de que los agricultores y ganaderos afectados por adversidades climáticas y problemas de mercado agravados por la pandemia puedan aliviar parte de las pérdidas sufridas.