Un grupo de agricultores se han encadenado a primera hora de la mañana de este lunes 3 a las puertas de la sede de la Delegación del Gobierno andaluz en Huelva en contra de la ejecución del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte -Plan de la Fresa- que deja fuera de regulación sus parcelas.

La protesta congrega ante la sede provincial de la Junta de Andalucía a alrededor de 400 personas y su intención en mantenerse ahí de manera indefinida hasta que la administración autonómica no les dé una solución, ha indicado a Efe la portavoz del colectivo, Rocío Alba.

Ha explicado que cuando se aprobó el Plan de la Corona Norte se regulaban 9.300 hectáreas de cultivo, si bien, con posterioridad, la Junta de Andalucía, en aplicación de la Ley Forestal de 1992, deja fuera de ordenación unas 1.500 hectáreas de las recogidas inicialmente.

Piden que se les reconozcan sus fincas como agrícolas ya que llevan trabajándolas desde 1954

«Se trata de parcelas agrícolas históricas que ahora dice que son forestales y que de desaparecer supondría la pérdida de unos 40.000 jornales», ha abundado Alba.

Lo que quieren, ha añadido, es que «se les continúe reconociendo sus fincas como agrícolas como se viene haciendo desde hace más de medio siglo, ya que algunas están puestas en cultivo desde 1954, pertenecen a nuestros abuelos; queremos que nos dejen trabajar y seguir cultivando, es nuestro pan».

Los propietarios de estas 1.500 hectáreas son cientos de pequeños agricultores de los cinco municipios afectados por el plan: Lucena, Bonares, Moguer, Almonte y Rociana del Condado.

Alba ha precisado que no van a permitir que les quiten sus explotaciones: «No vamos a desmantelarlas, llevamos pagando canon agrícola por ellas a los ayuntamientos desde hace décadas y no pueden venir a decirnos ahora que son forestales».

Ha dejado claro que ellos están «en contra» de toda ilegalidad, «los que hayan hecho algo ilegal, que lo paguen, pero nosotros lo único que hemos hecho es trabajar y es lo que queremos seguir haciendo, y no nos vamos a mover de aquí hasta que no nos den una solución».

La Junta de Andalucía rechaza el intento de presión en el cumplimiento del Plan de la Fresa

Por su parte, la Junta de Andalucía ha rechazado cualquier intento de presión en el cumplimiento del actual marco legal en el entorno de Doñana a través del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte Forestal, conocido como Plan de la Fresa.

Así ha respondido la administración autonómica, a través de un comunicado, a los agricultores que se mantienen encadenados y acampados a las puertas de la Delegación.

La Junta ha señalado que sigue avanzando en la ordenación de los regadíos del Condado onubense con el compromiso de «hacer compatible el desarrollo agrícola en esa comarca con el respeto al medio ambiente en una zona tan sensible como Doñana».

Ha recordado que dicho Plan fue aprobado con el consenso de todas las partes en diciembre de 2014 y cuenta con el respaldo del Consejo de Participación de Doñana, órgano en el que están representados administraciones, asociaciones agrícolas y ganaderas, sindicatos y ecologistas entre otros colectivos.

La aplicación del plan, asegura la administración, «se hace con el máximo respeto a la ley y es toda una garantía para la agricultura del entorno del Espacio Natural Doñana» y dentro de esa aplicación se están ultimando los detalles de análisis cartográfico y evaluación de usos de suelo.

La Junta ha destacado el diálogo y la colaboración constante y fluido que se ha mantenido para la aprobación y aplicación del plan con todos los actores implicados y ha incidido en rechazar «cualquier intento de presión» que conlleve no llevar a cabo su debido cumplimiento.

(Foto principal: agrariohuelva.es)