Representantes de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos participarán  este martes 20 en Madrid en una concentración de rechazo a acuerdos de comercio internacional como el CETA y el TTIP. El mundo rural valora muy negativamente la forma en que se han planteado estos acuerdos, que en su opinión traería más perjuicios que beneficios al campo español.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, encabezará la representación de agricultores y ganaderos en la concentración, convocaa para denunciar que el modelo de producción de alimentos y de alimentación de toda Europa estaría «en serio peligro» de aprobarse los tratados.

Los convocantes critican que los debates para firmar estos acuerdos se están realizando de espaldas al campo, utilizando a la agricultura y la ganadería como monedas de cambio, por lo que UPA exige al Gobierno español que se posicione contra el TTIP y el CETA «como ya han hecho otros países europeos» para defender a sus ciudadanos.

La protesta será a las puertas de la sede de las instituciones europeas en la capital (Pº de la Castellana, 46) se espera la protesta de miles de personas convencidas de que la forma en que se han planteado estos acuerdos ha sido muy «negativa» para el conjunto de la sociedad.

El sector agroalimentario sería uno de los más afectados tal y como se están planteando los tratados con Canadá y con Estados Unidos, pues su modelo de producción es radicalmente diferente al europeo y la agricultura y la ganadería se plantean, una vez más, como «moneda de cambio».