La organización agraria Asaja Córdoba ha informado de la última sectorial de porcino en la que se ha destacado “la situación límite que atraviesa el sector del ibérico con una caída en las ventas que se reducen a la mitad”.

La organización agraria informó de que el precio se ha reducido en un 50 por ciento, encontrándose, por tanto, el valor del ibérico en niveles muy bajos. Y es que el cierre de la hostería y restauración está causando una caída en las ventas que se está trasladando a los precios que perciben los ganaderos en la venta de sus animales.

“Este drama de la caida de las ventas se debe fundamentalmente a la imposibilidad de dar salida a animales hacia mataderos por el cierre de ciertos canales que absorbían estas producciones ganaderas”.

SE HA LLEGADO A “SITUACIONES INDESEABLES AL NO PODER DAR SALIDA A LOS ANIMALES DESDE LAS EXPLOTACIONES GANADERAS”

La producción de este tipo de animales se ha visto “dramáticamente perjudicada por el cierre de los mercados de destino” (principalmente canal HORECA).

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, explica que el sacrificio de este tipo de animales se ha visto muy ralentizado y se ha llegado a “situaciones indeseables al no poder dar salida a los animales desde las explotaciones ganaderas”.

Además, un gran número de dehesas no van a introducir cerdos para que consuman la bellota este año ya que la crisis actual de los industriales del ibérico ha hecho bajar mucho los precios de venta de las montaneras. Los industriales y ganaderos “se encuentran en una situación límite por no poder dar salida a sus productos y las expectativas a corto plazo son muy malas por la situación del estado de alarma”.

Por tanto, el sector cree imprescindible instar a la gran distribución para que comercialice productos ibéricos y den menos visibilidad a productos foráneos, así como respetar los acuerdos entre productor (vendedor) y comprador.

Por último, es fundamental implementar un importante plan de publicidad en los mercados nacionales e internaciones para que se incremente el consumo de productos españoles, como es el caso del ibérico.